Un menú romano para una noche de verano

De nuevo Maribel y yo hemos decidido hacer un menú romano, esta vez para dar la bienvenida al verano. Si os pasáis por su blog veréis el menú que ha preparado ella.

Durante la primera quincena del mes de Julio los romanos celebraban los Juegos de Apolo. Las funciones y los símbolos de este dios, hijo de Zeus y Leto, son múltiples. Dios de la muerte súbita, las plagas, las enfermedades, pero también de la curación y la protección contra las fuerzas malignas. Además, Apolo era el dios de la belleza, la perfección, la armonía, el equilibrio y la razón.

También se le rendía culto como dios del vaticinio y de la música, o como dios pastoral, cuyos amores con las ninfas y los mancebos trocados en flores y árboles lo unen a la Naturaleza. Apolo era al mismo tiempo un dios guerrero.

Sus atributos más comunes son el arco y la flecha, como dios guerrero, pero también la cítara. Y yo, para este festín romano de verano escojo la cítara.

Con Cítara

Apollo con cítara, siglo segundo d.C. (Roma)

Como dios de la música y la poesía presidía en el monte Parnaso los concursos de las Musas.

Parnaso

El Parnaso, de Rafael Sanzio (1511).

¡Que las más bellas melodías y dulces cantos acompañen vuestras noches de verano!

He elaborado el siguiente con las recetas de Apicio, De re coquinaria. Este es el menú:

MENÚ VERANO 2016

He decidido transcribir las recetas originales, y me gustaría, como siempre, hacer unas aclaraciones:

– He recreado en casa el garo (garum), mezclando: anchoas picadas en el mortero, vino tinto, vinagre, pimienta y agua o aceite (según el uso).

– Cuando no disponía de algunas de las plantas o especias las he sustituido por otra de sabor similar.

– He decidido dejar el texto original. Cuando leáis las recetas veréis que se puede adaptar los métodos de cocción y los condimentos a vuestro gusto.

Zanahorias fritas

IMG_6505

XXI. Zanahorias

(1) Las zanahorias fritas se presentan con salsa de garum y vino. (Libro III)

Sardinas rellenas de nueces

IMG_6507

X. Para la sardina, el atún joven y el mújol

(1) Para las sardinas. Cómo tienen que hacerse las sardinas rellenas. Se saca la espina y se muele poleo, comino, granos de pimienta, menta, nueces y miel. Se rellenan y se cosen. Se envuelven con papiro y se pone el pescado al vapor, tapado. Se aliña con aceite, vino dulce reducido y allec (ver nota 2). (Libro IX)

Varias cosas:

  • Decidí hacer las sardinas al horno, ya que no tuve tiempo de comprar hojas vegetales para envolverlas y hacerlas al vapor. Cocinar 5-6 minutos con el horno a 200 ºC.
  • El garum era el jugo que se obtenía de la fermentación con sal de vísceras y trozos de pescado. El sedimento pastoso, de peor calidad, era el allec.
  • Siguiendo los consejos de Joan, elaboré el allec del siguiente modo: picar una anchoa y diluir con un poco de aceite, aromatizar con alguna hierba aromática, como por ejemplo, tomillo.

Sandía y melón con miel

IMG_6487

VII. Sandías y melones. Pimienta, poleo y miel o vino de pasas. Alguna vez también se pone raíz de laserpicio. (Libro III)

IMG_6481

Para esta celebración escogí Amphora Gris 2015, un vino natural de la bodega Parés Baltà. Este delicioso xarel·lo fermentado en ánforas de arcilla acompañó muy bien todos los platos de este menú romano.

Aceitunas & Avellanas & Ca Rosset

IMG_0670

En febrero Ca Rosset me invitó a disfrutar de un día en su finca, para recoger aceitunas, pero no pudo ser. En A & A & A: un menú para Ca Rosset, os lo conté todo. A mitad de año por fin pude visitarlos, y pasamos un día magnífico recogiendo mandarinas. De ese encuentro salieron mucho platos maravillosos, que muy pronto publicaré en el blog. Este mes Ca Rosset me invitó de nuevo a recoger aceitunas.

Siempre digo lo mismo, pero estaréis de acuerdo conmigo en que es imposible resistirse a una invitación como esta. Además, habían organizado una bien gorda: nos proponían, a tod@s l@s participantes hacer un plato con avellanas. Teníamos que llevarlo el día del encuentro, haríamos una degustación de todos los platos y votaríamos el que más nos gustara. ¡Había premio para el ganador!

Esta es la crónica de este encuentro.

30 de Octubre

Todo empieza como en un film noir: Barcelona, 13:00 h, Passeig de Gràcia, entrega de avellanas.

IMG_0605

13 de Noviembre

Tarde en la cocina. Preparando unos aperitivos vegetales para llevar a Ca Rosset. Las recetas, al final de la crónica.

IMG_0609

14 de Noviembre

Llegada al punto de encuentro. Las fotos son cortesía de Gema y de Ca Rosset.

Recogiendo aceitunas.

Cata de aceite y avellanas.

Preparando la clotxa. Muchas gracias Ester y familia por prepararnos una comida tan especial. No se me ocurre ningún lugar mejor para haber probado mi primera clotxa.

El banquete avellanero.

And the winner is… Olivier!

IMG_0719

Nada más llegar a casa puse las aceitunas en agua. Ahora, paciencia, agua y sal 😉

Aquí tenéis las recetas de los aperitivos vegetales que preparé. ¡Espero que los disfrutéis!

 

IMG_0705

1 Rollito de calabacín

Ingredientes: 1 calabacín, queso azul, 1 pera comice, avellanas, hojas de menta fresca, aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida, sal

Marinada: 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 diente ajo mediano, pimienta negra recién molida

Preparar los calabacines. Lavar bien el calabacín, con ayuda de un estropajo. Cortar lo mínimo imprescindible de los dos extremos del calabacín. Con un pela patatas, una mandolina o un cuchillo bien afilado, eliminar longitudinalmente la primera capa de piel y, a continuación, hacer lo mismo con la parte inversa (esta parte es más dura y se nos romperían los rollitos que hiciéramos). Luego cortar cada calabacín en rodajas longitudinales de unos 5 mm de grosor. Colocarlas en una bandeja, salarlas con moderación por ambos lados y dejar reposar 40 minutos, para que expulsen parte del agua y se ablanden.

IMG_0616

La marinada. Mezclar en un cuenco el aceite, el diente de ajo picado muy fino y la pimienta negra.

IMG_0621

Cocinar los calabacines. Transcurridos los 40 minutos, precalentar el horno a 180o C. Lavar con cuidado las rodajas de calabacín y secar con un trapo o con papel de cocina.

IMG_0619

Cubrir una bandeja de horno con papel de cocina y untarlo ligeramente con aceite. Colocar las rodajas de calabacín en la bandeja y pintarlas con la mitad de la marinada.

IMG_0620

Asar los calabacines durante 10-15 minutos, hasta que los bordes empiecen a dorarse. Darles la vuelta y pintarlos con el resto de la marinada. Hornear 2 o 3 minutos más y retirar la bandeja del horno. Dejarlos enfriar.

Preparar los rollitos. Mientras se enfrían los calabacines aprovechar para cortar la pera en tiras finas.

IMG_0648

Limpiar y secar bien las hojas de menta. Sobre cada rodaja de calabacín alternar un trocito de pera, un trocito de queso (que no sea muy grueso, si no el rollito se rompería), una avellana partida en dos y una hoja de menta. Enrollar.

Colocar los rollitos en una bandeja. Cubrir con film y guardar en un lugar fresco (si es verano, en la nevera). En el momento de servir, decorar la bandeja con hojas de menta recién cortadas.

Algunas sugerencias

1 Escoge calabacines medianos. Si son muy pequeños no podrás acabar de hacer el rollito, y si son muy grandes el rollito será muy grueso. Una de las gracias de este delicioso aperitivo es poderlo comer de un solo bocado para que se mezclen bien todos los ingredientes en la boca.

2 Utiliza un queso azul suave, si no anulará el sabor del calabacín y el frescor de la pera.

3 Dejar enfriar bien los calabacines, si no el queso se deshará, desluciendo el rollito.

4 Si se quiere hacer un bufé, puedes colocar los rollitos en cucharas de tapas.

 

2 Medias lunas de berenjena

Ingredientes: 1 berenjena, queso de cabra, avellanas, cebollino fresco, aceite de oliva virgen extra, pimienta negra recién molida, sal

Marinada: 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 diente ajo mediano, pimienta negra recién molida

Se preparan del mismo modo que los calabacines, aunque en vez de cortar en tiras, las cortaremos en rodajas.

IMG_0618

Mientras se enfrían las berenjenas mezclar en un cuenco el queso con el cebollino picado.

IMG_0645

Sobre cada rodaja de berenjena alternar un poco de queso y una avellana. Doblar en dos y colocarlas en una bandeja.

Cubrir con film y guardar en un lugar fresco (si es verano, en la nevera). En el momento de servir, decorar la bandeja con cebollino.

Algunas sugerencias

1 Creo que con queso Feta hubieran quedado más gustosos.

2 Se puede añadir al relleno un trocito de tomate seco.

 

Os dejo los blogs de mis compañer@s de juerga avellanera, para que podáis ver las recetas maravillosas que prepararon ell@s.

Pequeños caprichos para el té

01-magdalenas 02-sandwiches

Antes de Navidades recibí un regalito.

03-paquete

Era un paquete de soloinfusiones, mirad que maravilla.

04-los-tes

Ya me conocéis, considero que las redes son una gran oportunidad para el trueque, así que decidí hacer algo especial para ellos. Pensé en preparar algunos dulces y disfrutar de una buena hora del té, pero… ¡adoro lo salado! Y me acordé de un sándwich de pepino que hice un día, en cuya receta indicaban que era ideal para acompañar el té.

Así que decidí hacerlo de nuevo y busqué algo más para la ocasión. El resultado fue esta comida de capricho puro. Ahora que se acerca el buen tiempo estas miniaturas son perfectas para un picnic o una cena ligera y sabrosa.

Magdalenas de queso y jamón

05-mag-de-jamon

Ingredientes para unas 24 unidades: 2 huevos, 50 g de mantequilla, 5 cucharadas soperas de queso rallado, 3 cucharadas soperas de harina, 1 cucharadita de cafés de levadura, 100 g de jamón serrano no muy curado (seco), unas hojitas de salvia

Preparación

En un cuenco se ponen los huevos y se baten con un tenedor. Aparte, en un cacito se derrite la mantequilla, con cuidado de que no se cueza, y se incorpora a los huevos. Se añade enseguida 4 cucharadas de queso, la harina, la levadura y el jamón bastante picadito. Con esta masa, que tiene que quedar bien blanda, se rellenan unos moldes de magdalenas, espolvorear con el resto del queso y colocar una hojita de salvia en cada una de ellas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Se meten en el horno suave primero y un poco más fuerte a los 15 minutos, hasta que se empiecen a dorar (más o menos ½ hora). Se sacan del horno y se dejan enfriar un poco, lo justo para poder sacar de los moldes. Están mejor recién hechas y, si puede ser, un poco calientes.

Magdalenas de queso y sobrasada

06-mag-de-sobrasada

Todo se hace como en la receta anterior. Solo hay que cambiar el jamón por sobrasada y la salvia, por menta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sándwich de pepino

07-sand-pepino

Ingredientes para 24 unidades: 1 pepino (de 400 g), 50 g de mantequilla, 16 rebanadas de pan de molde blanco (720 g), sal

Preparación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cortar el pepino en lonchas muy finas. Depositarlas en un colador, salar y dejarlas macerar 20 minutos. Transcurrido este tiempo lavarlas con agua muy fría para eliminar la sal y secarlas con papel absorbente.

Dejar un rato la mantequilla a temperatura ambiente para que se pueda untar fácilmente. Eliminar la corteza del pan. Untar con la mantequilla las rebanadas de pan y confeccionar los sándwiches con las lonchas de pepino.

Cortar cada sándwich en 3 rectángulos. Si los prefieres más pequeños, cortar cada sándwich en 4 trozos (obtendrás 32 unidades).

Yo acompañé estas miniaturas con el Té de cáñamo Alehop! Luego, soloinfusiones me dijo que le habría ido muy bien el Té azul Oolong con algas Nori. Tendré que volver a hacer este menú para probarlo 😉

Soloinfus

La receta para el desafío de Soloinfusiones: Trucha al té con salsa de hibisco

LOGO Hace unas semanas os contaba que iba a participar en el desafío de Soloinfusiones. Pues bien, aquí está la receta. Es la primera receta que me invento, así que me imagino que puede mejorarse, pero tengo que deciros que estoy muy contenta, me lo pasé bomba y estaba muy buena. Pensé mucho en qué hacer. Soloinfusiones da una participación para el sorteo extra para las recetas que no sean dulces. Lo entiendo, si buscas recetas con té, la mayoría son dulces. Los que ya me conocéis un poco sabréis que soy más de salado. Así que empecé a pensar, y más o menos fue así la cosa (perdonad el desorden, pero ya sabéis como es esto de pensar): Té verde. ¿Qué hago con él? Emplear el té para infusionar ¿qué? Para comer ¿cómo? Frío (me encanta el pescado frío). Hasta aquí todo perfecto. Cuando llega el verano preparo mucho pescado infusionado en vino o cava, y luego lo sirvo con maravillosas salsas frías. La salsa. Tengo que inventarme una salsa. Mejor que pueda confeccionarse con algún producto que también se adquiera en una tienda de infusiones. Cítricos… ¡hibisco! (que viene a ser como el ¡Eureka!). Entonces recordé una receta rusa que hice (y de la que os hablaré en un menú ruso que tengo preparado; lo que no tengo es tiempo) en la que se desalan los arenques con té verde. Y recordé la trucha fría que hice para el menú Manjares y letras. Trucha, decidido. Y esto es lo que ha salido. Espero que os guste o, por lo menos, os parezca interesante. Trucha al té con salsa de hibisco Plato 1 Ingredientes para 2 personas Plato-2 – dos truchas – té verde de jazmín – sal como guarnición: arroz blanco (basmati o jazmín), sal y la piel de medio limón para decorar: pasas, almendras laminadas (tostadas al horno) y hojas de menta La salsa Plato-3 – hibisco (el necesario para obtener 1 vaso de infusión) – 2 cucharadas soperas de miel – el zumo de media naranja – 1 cucharadita de postres de harina   Pedir en la pescadería que saquen la espina de las truchas y las dejen en dos lomos. Limpiar muy bien los lomos de escamas y espinas. Colocarlos en una bandeja honda, con la piel hacia abajo, y salar. Hacer una infusión suave con el té verde. Dejar reposar 3 minutos. Plato-4 Verter el té con cuidado sobre la trucha hasta cubrir el pescado. Tapar y dejar enfriar el pescado en el líquido. Una vez frío, escurrir y secar muy bien. Mientras infusiona el pescado, cocer el arroz y preparar la salsa. Plato-5 El arroz Hervir el arroz con un poco de sal y la piel de medio limón. Plato-6 La salsa de hibisco Hacer una infusión con el hibisco. Diluir la harina en el zumo de naranja y calentar en una cacerola junto con la miel. Añadir la infusión de hibisco y dejar a fuego medio hasta reducir la salsa a más de la mitad (hasta que espese). Colocar las truchas y el arroz en el plato. Decorar con las almendras laminadas (previamente tostadas al horno), las pasas, unas hojas de menta y algunas de las flores de hibisco utilizadas para hacer la infusión. Napar con la salsa caliente. Napar-7 Sugerencia Para hacer la salsa puedes utilizar infusiones de frutas del bosque o cítricas en lugar de hibisco.