Un menú romano para una noche de verano

De nuevo Maribel y yo hemos decidido hacer un menú romano, esta vez para dar la bienvenida al verano. Si os pasáis por su blog veréis el menú que ha preparado ella.

Durante la primera quincena del mes de Julio los romanos celebraban los Juegos de Apolo. Las funciones y los símbolos de este dios, hijo de Zeus y Leto, son múltiples. Dios de la muerte súbita, las plagas, las enfermedades, pero también de la curación y la protección contra las fuerzas malignas. Además, Apolo era el dios de la belleza, la perfección, la armonía, el equilibrio y la razón.

También se le rendía culto como dios del vaticinio y de la música, o como dios pastoral, cuyos amores con las ninfas y los mancebos trocados en flores y árboles lo unen a la Naturaleza. Apolo era al mismo tiempo un dios guerrero.

Sus atributos más comunes son el arco y la flecha, como dios guerrero, pero también la cítara. Y yo, para este festín romano de verano escojo la cítara.

Con Cítara

Apollo con cítara, siglo segundo d.C. (Roma)

Como dios de la música y la poesía presidía en el monte Parnaso los concursos de las Musas.

Parnaso

El Parnaso, de Rafael Sanzio (1511).

¡Que las más bellas melodías y dulces cantos acompañen vuestras noches de verano!

He elaborado el siguiente con las recetas de Apicio, De re coquinaria. Este es el menú:

MENÚ VERANO 2016

He decidido transcribir las recetas originales, y me gustaría, como siempre, hacer unas aclaraciones:

– He recreado en casa el garo (garum), mezclando: anchoas picadas en el mortero, vino tinto, vinagre, pimienta y agua o aceite (según el uso).

– Cuando no disponía de algunas de las plantas o especias las he sustituido por otra de sabor similar.

– He decidido dejar el texto original. Cuando leáis las recetas veréis que se puede adaptar los métodos de cocción y los condimentos a vuestro gusto.

Zanahorias fritas

IMG_6505

XXI. Zanahorias

(1) Las zanahorias fritas se presentan con salsa de garum y vino. (Libro III)

Sardinas rellenas de nueces

IMG_6507

X. Para la sardina, el atún joven y el mújol

(1) Para las sardinas. Cómo tienen que hacerse las sardinas rellenas. Se saca la espina y se muele poleo, comino, granos de pimienta, menta, nueces y miel. Se rellenan y se cosen. Se envuelven con papiro y se pone el pescado al vapor, tapado. Se aliña con aceite, vino dulce reducido y allec (ver nota 2). (Libro IX)

Varias cosas:

  • Decidí hacer las sardinas al horno, ya que no tuve tiempo de comprar hojas vegetales para envolverlas y hacerlas al vapor. Cocinar 5-6 minutos con el horno a 200 ºC.
  • El garum era el jugo que se obtenía de la fermentación con sal de vísceras y trozos de pescado. El sedimento pastoso, de peor calidad, era el allec.
  • Siguiendo los consejos de Joan, elaboré el allec del siguiente modo: picar una anchoa y diluir con un poco de aceite, aromatizar con alguna hierba aromática, como por ejemplo, tomillo.

Sandía y melón con miel

IMG_6487

VII. Sandías y melones. Pimienta, poleo y miel o vino de pasas. Alguna vez también se pone raíz de laserpicio. (Libro III)

IMG_6481

Para esta celebración escogí Amphora Gris 2015, un vino natural de la bodega Parés Baltà. Este delicioso xarel·lo fermentado en ánforas de arcilla acompañó muy bien todos los platos de este menú romano.

Juego de bloguer@s 2.0: Cocteleando

IMG_2810

¡Primer juego de bloguer@s del 2016! Y la estrella es… ¡la naranja!

Tengo el blog lleno de recetas de naranjas. Así que toca hacer algo diferente. Esto va de… ¡cócteles!

IMG_2829

Sí, sí, de cócteles con zumo de naranja. ¿Os apuntáis a una copa?

Screwdriver

Tengo una debilidad por el Screwdriver, también conocido como Destornillador o Vodka naranja. Refrescante y muy rico, es siempre mi preferido para el copeo de altas horas de la madrugada.

En los años 1950 estaba muy de moda en coctelería mezclar vodka con zumos de fruta. Y es a estos años a los que nos trasladan las leyendas sobre el origen del Destornillador. La más extendida es que debe su nombre a la herramienta con la que que los obreros del petróleo estadounidense en Oriente Medio mezclaban el vodka y el zumo de naranja a falta de varilla. La versión rusa cuenta esta misma anécdota, pero en este caso son los mineros rusos, en las largas y frías noches de invierno, los que preparan este cóctel, valiéndose, cómo no, de su destornillador.

La primera referencia escrita sobre el Destornillador aparece en la revista Time el 24 de octubre de 1949. Puedo oler el tabaco y oír el tintineo de los cubitos de hielo: “En el bar débilmente iluminado del elegante Park Hotel, agentes de los servicios secretos turcos se mezclan con los ingenieros norteamericanos y refugiados de los Balcanes, bebiendo el último brebaje yankee de vodka y jugo de naranja, llamado Destornillador.”

Soy una apasionada de las novelas policiacas de Elmore Leonard.

elmore-leonard-og

Si te gustan los cócteles, estás perdido leyendo sus libros. Sus personajes beben cócteles a todas horas. Uno de los personajes de Rum Punch, traducida aquí como Jackie Brown, es una adicto al Destornillador. Se trata de Ordell, que tiene frases tales como: “Si tienes vodka y zumo de naranja serás una buena anfitriona”. Pocas cosas me acercan a este personaje, pero es esto estoy completamente de acuerdo.

La película de Quentin Tarantino es también muy buena.

jackie-brown

En mi opinión, lo mejor que ha hecho este director. Actores en absoluto estado de gracia, un guión respaldado por una buena novela y una banda sonora espectacular, hacen que esta película sea muy especial.

Ordell y sus Screwdriver

Los ingredientes (según la IBA): 1 parte de vodka, 2 partes de zumo de naranja y una rodaja de naranja para decorar.

La preparación: Verter el vodka y el zumo en un vaso alto lleno de cubitos. Remover y adornar con la rodaja de naranja.

Otros cócteles naranjeros

Bronx cocktail

Los ingredientes: 4 partes de ginebra, 1 parte de vermut seco, 1 parte de vermut dulce, 2 partes de zumo de naranja y una rodaja de naranja para decorar.

La preparación: Poner los ingredientes en el vaso mezclador con hielo picado. Remover y colar en una copa de cóctel helada. Decorar con una rodaja de naranja.

Buck’s Fizz

Los ingredientes: zumo de naranja, un chorrito de granadina (si se desea), champán (o cava) frío y una rodaja de lima para decorar.

La preparación: Llenar una tercera parte de la copa con zumo de naranja. Añadir la granadina. Acabar de llenar con el champán. Decorar con una rodaja de lima.

Nursery Fizz (un cóctel para los peques)

Los ingredientes: zumo de naranja, ginger ale o limonada, cubitos de hielo, 1 cereza marrasquina (o natural) y una rodaja de naranja para decorar.

La preparación: En una copa de vino con cubitos de hielo verter en partes iguales el zumo de naranja y el ginger ale o limonada. Decorar con una rodaja de naranja y la cereza. Servir con una cañita.

Os dejo con los libros que me han inspirado…

IMG_2832

Y cómo no, con mis compañeros de juerga naranjera:

Carlota: https://articuina.wordpress.com

Fran: https://cocinaryacomer.wordpress.com/

Fe: http://www.codigosecreto280.com/

Carmen: https://croqueteandoo.wordpress.com/

Mònica: http://dulcedelimon.com

Rebeca: http://enganchadosalacocina.wordpress.com/

Inma: http://entre3fogones.com/

Ana: https://entreobleasyaloloco.wordpress.com/

Bela: http://facilconbela.blogspot.com.es/

Silvia: http://kuinetes.com/

Diego: http://lamejormaneradehacer.blogspot.com.es/

Leila: http://lanuevacocinadeleila.blogspot.com.es

Carolina: http://lasrecetasdecarol.com/

Ligia: https://losdulcesdeligia.wordpress.com/

Ester: https://losmundosdepiru.wordpress.com/

Silvia: https://misdeliciosastentaciones.wordpress.com/

Antxon: http://musloypechuga.com

Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/

Maribel: https://picoteandoideas.wordpress.com/

Sara: http://www.recetasandco.com/

Neus: https://rorosacabolas.wordpress.com/

Silvia: http://unapizcadena.wordpress.com/

IMG_2807

Vermuteando

Se acerca el día de Reyes. Si tenéis que hacer un regalo a algún amante del vermut seguro que este libro le va a encantar. Pero vayamos paso a paso.

Este otoño vio la luz la Guía del Vermut de Ester Bachs, con prólogo de Carme Ruscalleda. A Ester la conocí también un otoño, en una visita a Vins de Taller. Desde entonces nos hemos seguido la pista y hemos coincidido en alguna feria de vinos. Me hizo mucha ilusión la noticia de la publicación de esta guía. Pude felicitar a Ester en un encuentro en El Petit Celler, y me invitó a una degustación de vermuts que iba a hacer en esta tienda de vinos.

El Petit Celler es mucho más que una tienda de vinos, es un lugar de encuentro para los amantes del vino, que pueden disfrutar de catas, vinos a copas y, sobre todo, de grandes personas y sommeliers que hacen que todo lo relacionado con el vino parezca fácil. Cada encuentro en El Petit Celler es especial, único, y no fue menos el día de la cata de vermuts.

IMG_0622

Ester nos explicó qué es el vermut y su método de elaboración, sus orígenes y tradición. Y posteriormente pudimos probar cinco vermuts de la casa Miró.

La guía nos explica la historia del vermut y cómo se elabora. Muestra una selección de 90 marcas de vermuts de todo el país, y explica sus curiosidades y singularidades. También incluye recetas de cócteles con vermut y de platos elaborados por cocineros como Sergi Arola y Carme Ruscalleda. Acaba el libro con la receta de vermut casero (¿quién se atreve?), una selección de “vermuterías con esencia” y unos cupones degustación que hacen de este libro una experiencia completa.

Tal como escribe Carme Ruscalleda en el prólogo, esta guía es una oportunidad para sucumbir “a la seducción de la lista de vermuts que esta guía propone, experimenten también con ellos en la cocina, en salsas, reducciones o vinagretas y dedíquenle a la experiencia el tiempo idóneo para las sensaciones de amistad y placer que el vermut les brinda”.

Yo ya lo he hecho, y es que Ester me tentó con unas maravillosas perlas de vermut Miró.

CTuTLcQXIAQmU1N

¡Me faltó tiempo para probarlas! De momento, estas son las dos recetas que he hecho con ellas, recetas que dedico a Ester, por hacer posible que las probara. Me ha hecho mucha ilusión experimentar con ellas, y me lo he pasado bomba… mejor dicho, de perlas 😉 Han sido la excusa para preparar mis primeros erizos y mi primer carpaccio de vieiras.

 

Erizos de mar con perlas de vermut

IMG_1230

Limpiar los erizos de mar y reservar el coral. Explican perfectamente cómo hacerlo en Directo al paladar. Colocar una perla dentro del caparazón y rodear con el coral crudo (las yemas). El resultado es un capricho marinero muy pero que muy bonito. Parece una joya.

Carpaccio de vieiras

IMG_1425

Aliño: aceite de oliva virgen extra, zumo de lima y un poquito de sal.

Separar la vieira de su coral, reservando los corales. Poner en el congelador las vieiras. Freír los corales, vuelta y vuelta, en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Juntar este aceite con el aliño. Cuando las vieiras estén congeladas, cortarlas en lonchas muy finas y disponerlas sobre un plato, alrededor de las perlas de vermut. Rociar con el aliño y decorar con virutas de piel de lima y los corales fritos.

Esta presentación es ideal para comer de un solo bocado y que la perla de vermut explote dentro de tu boca.

IMG_1443

Como dice Ester, ¡salud y vermut!

CTuSlWUWsAEVO1Q

Celebrando las Saturnales (II)

IMG_1566

Este año, Maribel y yo hemos decidido celebrar de nuevo las Saturnales. Si os pasáis por su blog veréis el menú que ha preparado ella.

De nuevo he elaborado el menú con las recetas de Apicio, De re coquinaria. Menos los postres, tal y como sucedió el año pasado, que me los he inventado 😉

IMG_1559

Este es el menú:

menu

De nuevo he decidido transcribir las recetas originales, y me gustaría hacer unas aclaraciones antes:

– He recreado en casa el garo (garum), mezclando: anchoas y cominos picados en el mortero con pimienta y aceite.

– He decidido dejar el texto original. Cuando leáis las recetas veréis que se puede adaptar los métodos de cocción y los condimentos a vuestro gusto.

 

Vieiras en salsa

IMG_1587

VII. Para cualquier tipo de marisco

Para cualquier tipo de marisco (en el original conchylia). Pimienta, seseli, perejil, menta seca, una buena cantidad de comino, miel y garum. Si quieres, puedes añadir hoja de nardo y malobatro. (Libro IX).

Notas:

– En general, conchylia designa, en latín, cualquier pescado de concha: lo que, desde Tertuliano, se llama los “frutos de mar”.

– Mi forma de cocinarlos:

1. Yo añadí a esta salsa cebolla cortada pequeña y confitada.

IMG_1580

2. Salteé en aceite de oliva, vuelta y vuelta, las vieiras. A continuación las regué con la salsa.

Pescadillas rellenas de espigalls

IMG_1591

Esta es la receta del relleno de las pescadillas. Las pescadillas, sin la espina, salpimentadas, rellenas y rociadas con aceite, las cociné a horno medio (180ºC) durante 5 minutos.

IX. Brotes de brécol

(3) De otro modo. Los brotes hervido y colocados en una bandeja se aliñan con garum, aceite, vino puro y comino. Después espolvoreas pimienta y por encima cortas trocitos de puerro, comino y coriandro verde.

(…)

(5) De otro modo. Aliñas los brotes como se ha dicho antes, añades olivas verdes y lo hierves todo junto.(Libro III).

Notas:

– La col de los romanos era el bróquil (brassica oleracea, variedad asparagoides), una comida típica de mesa pobre. Los brotes eran lo más apreciado, llamados cymae si se cogían en primavera, después del segundo año de su plantación, o caules/cauliculi si se recogían en verano, otoño o invierno.

– Mi forma de cocinarlos:

1. No los herví, sino que los salteé, junto con una cebolla cortada pequeña, durante un buen rato a fuego lento, añadiéndole de vez en cuando un poco de agua, hasta que estuvieron tiernos y dejé que se evaporara el resto de agua.

IMG_1565

2. Los mezclé con olivas verdes, negras y alcaparras.

Peras al vino con requesón y frutos secos

IMG_1594

Los romanos tenían peras, queso y frutos secos, así que creo que este podría ser perfectamente y postre romano, ¿no os parece?

Cortar las peras en varios trozos a lo largo, depositarlos en una cacerola y cubrir, lo justo, con vino tinto. Añadir corteza de naranja y una cucharada generosa de miel (la cantidad de estos ingredientes depende de vuestro gusto). Llevar a ebullición y hervir, a fuego lento, unos 10-15 minutos. La pera tiene que estar tierna pero al dente.

Mezclar el requesón (yo utilicé mató) con ralladura de naranja.

IMG_1577

Colocar el requesón y la pera como más os guste, distribuir los frutos secos picados por encima (yo puse orejones, ciruelas, higos, pasas y avellanas) y regar con un poco del vino de la cocción.

No podía haber mejor acompañamiento para este menú que Amphora Roja 2015, de las bodegas Parés Baltà. Este año la bodega ha elaborado dos vinos de fermentación natural en ánforas de arcilla: Amphora Roja, fermentado en ánforas hechas con arcillas de sus viñas, y Amphora Gris. Ha sido un lujo poder probar su Amphora Roja, recién embotellada y aún sin etiquetar 🙂

Espero que hayáis disfrutado vuestras Saturnales. Que el año que viene sea un año lleno de maravillas y delicias para tod@s.

IMG_1596

La condesa, el barman y el pintor

6seleni2

Jean Clausel, en su maravilloso libro Venecia exquisita. Historias gastronómicas y recetas, nos cuenta cómo conoció a Giuseppe Cipriani, fundador del mítico Harry’s Bar de Venecia y de la Locanda Cipriani de Torcello.

Cipriani, en sus memorias, L’Angolo dell’ Harry’s Bar, explica su invención del carpaccio. Así lo cuenta Jean Clausel:

“En los años treinta, los médicos ordenaron un régimen muy estricto a la condesa Nani Mocenigo, que le prohibía comer carne cocida. A Cipriani se le ocurrió entonces la idea de la carne de buey cruda, cortada a rodajas muy finas, como si fuera jamón, y rociada con una salsa «universal» que se utilizaba en el Harry’s Bar tanto para la carne como para el pescado, y que entonces se preparaba delante del cliente. Esta salsa se hacía del siguiente modo: sobre una base de mayonesa se añadía salsa Worcester, kétchup, una gota de coñac, una gota de Tabasco y un poco de nata líquida fresca…

Por aquel entonces, en Venecia sólo se hablaba de la exposición Carpaccio, y tanto a la condesa como a su anfitrión les pareció que el rojo de aquellas finas rodajas de carne provenía de las obras maestras, de las que tomaron el nombre.

Más tarde, las salsas se suprimieron de la preparación, y el carpaccio –o mejor, sus pálidas copias– invadió las mesas más elegantes mezclado con parmesano desmenuzado en escamas, o con apio o, en la versión con estragón, aderezado con un hilillo de aceite de oliva y zumo de limón.

Y si se desea obtener un sabor menos ácido, solo hay que sustituir el limón por pomelo mezclado con pimienta…”

Yo os recomiendo un paseo por la Galería de la Academia de Venecia, y tras saturar las retinas del rojo Carpaccio y del resto de los bellísimos colores de los pintores venecianos, acercaros al Harry’s Bar, tomaros un Bellini y después, comeros un delicioso carpaccio.

Y mientras llega el momento de este viaje maravilloso por Venecia, siempre nos queda el placer de la prosa y las anécdotas de Jean Clausel, las deliciosas recetas de su libro

libro

y, si os apetece, un paseo por Venecia exquisita.

358x450x43256-004-6FD77831.jpg.pagespeed.ic.5_70Yin2k0

Gastronomía, vinos y libros

Las semanas que se acercan son las que más me gustan del año. Es el momento de mi cita con la Fira del Llibre d’Ocasió, Antic i Modern y la Mostra de Vins i Caves de Catalunya. Y este año he añadido un elemento más: la gastronomía, ya que no voy a perderme 5º Festival Gastronómico Popular Barcelona Degusta.

Barcelona se llena de tres de las cosas que más me gustan: libros, vinos y saber culinario, y os lo tengo que contar.

 

64a Fira del Llibre d’Ocasió, Antic i Modern

Del 18 de septiembre al 4 de octubre, en el Passeig de Gràcia (entre Plaça Catalunya y Consell de Cent), vuelve a instalarse la feria. Casi cincuentas paradas de libros de segunda mano, nuevos y viejos, títulos descatalogados y rarezas para bibliófilos. Un festín de la letra impresa que no me voy a perder.

11987063_1038286332857164_5092158339158251650_n

35ena Mostra de Vins i Caves de Catalunya

Del 19 al 24 de septiembre, en el Arc de Triomf de Barcelona, los amantes del vino tenemos una cita con 81 bodegas. Estarán representadas más de una docena de denominaciones de origen, con setecientas referencias de vinos. También se podrán degustar quesos, embutidos y otros productos catalanes. En la web de Prodeca tenéis la lista de todos los participantes en esta muestra, así como el detalle de las actividades programadas para estos días, los horarios y los precios.

COVV4rxWoAEJWs_

La 35ena Mostra de Vins repite la iniciativa del año pasado del sombrero solidario. El precio del sombrero es de 1€ y la recaudación estará destinada a la lucha contra el cáncer.

CNVbsOKUYAAMlw8

5º Festival Gastronómico Popular Barcelona Degusta

Del 24 al 27 de septiembre, en el Recinto de Monjuic, Palacio 1, se celebra el 5º Festival Gastronómico Popular Barcelona Degusta. Degusta Kids, Showcooking Degusta y Sala Degusta son los tres espacios en los que se desarrollarán todas las actividades. En la web de Barcelona Degusta encontraréis la agenda completa y toda la información necesaria para disfrutar de este festival gastronómico.

Cartel

Yo voy a estar en muchas de las conferencias de la Sala Degusta. Hay dos que os quiero recomendar, ambas ligadas al movimiento SlowFood Catalunya.

Cocina, paisaje y proximidad, con Enric Milla, el jueves 24 de 16:45 a 17:30.

Enric

La cocina de proximidad dentro del concepto km0, una forma de vivir, con Sergi de Meià, el domingo 27 de 16:15 a 17:00.

Sergi

¡Nos vemos por Barcelona!

Manjares y letras (y 2)

01-Mesa

El año pasado organicé una comida en casa y os lo expliqué todo en Manjares y letras. Nos lo pasamos tan bien que decidí repetir la comida, pero esta vez fui un poco más lejos y decidí invitar a este festín de letras a algunas de las personas con las que me relaciono en Twitter.

Estaba decidido, no seríamos más de ocho comensales, tanto por el espacio como por el trabajo. Escogí a seis personas de una larga lista y les envié la invitación.

02-INVITACION

Os presento a l@s valientes que decidieron venir a casa a compartir manjares y letras.

03 Los 8 magnificos

A. (también conocido como MrSushi1), Laura, Maria, J.(también conocida como Minerva), Gema y Lila. Ruth no aparece en la foto, porque finalmente no pudo venir.

Y Twitter, como siempre, se hacía eco del evento.

04-En-Twitter

Los manjares

Del menú original hice una selección de platos, como la vez anterior. El resultado ha sido este menú:

05-MENU

El aperitivo volvió a ser el Kir Royal. Ya no concibo empezar de otra manera esta jornada de letras. Para acompañar el cóctel hice unas almendras marcona fritas y unas aceitunas confitadas con hierbas y cítricos. Estas aceitunas las partí yo, las puse en salmuera y luego las confité. ¡Estaban realmente buenas! El año que viene vuelvo a hacerlas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los entrantes del menú original me los salté a la torera. Como había hecho anchoas con sal y pimienta y tenía rábanos de cosecha propia, estos dos sí que los conservé. Repetí de nuevo las Vieiras con beicon de Pinchos y canapés y la trucha fría en salsa verde. Y esta vez hubo dos novedades, de cosecha propia: las alcachofas en aceite y unos higos agridulces con queso.

Y el plato principal, de nuevo el Coq au vin acompañado con patatas al horno (se me churruscaron un poco) y pasta con mantequilla. Ya sabéis, receta tuneada de Anthony Bourdain.

De postre, de nuevo, la tarta Sarah Bernhardt. Esta vez me salió a la primera, y Maria, en vez de sufrir mis fracasos vía MD, la probó. Y yo, muy pero que muy feliz.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las letras

Y llegó el momento de las letras. La comida se había alargado lo suyo (¡buena señal!) y Lila se tuvo que marchar. Nos dejó su lectura para que la leyéramos. Esa tarde no pudimos leerla, entre lecturas, cantes y risas se nos fueron las horas. Al día siguiente la leí, y os aseguro que es muy divertida. Así es como empieza el Diario de Adan y Eva de Mark Twain. Si clicáis en este texto, os podéis bajar el libro entero.

Lunes.- Este animal nuevo, de larga cabellera, está resultando muy entremetido. Siempre merodea en torno mío y me sigue a donde yo voy. Esto me desagrada; no estoy acostumbrado a tener compañía. Debería quedarse con los demás animales. El día está nuboso y sopla viento del Este; creo que tendremos lluvia. ¿Tendremos? ¿Nosotros? ¿De dónde he sacado yo esto de nosotros? Ya caigo. Así es como habla el animal nuevo.

A continuación Laura

Laura

nos leyó L’aigua és això, de David Foster Wallace. Reproduzco un pequeño fragmento de la versión es castellano, que podéis encontrar en el blog arsenaldeletras:

Mis saludos y felicitaciones a la generación 2005 del Kenyon College.

Érase una vez dos peces jóvenes que nadaban juntos cuando de repente se toparon con un pez viejo que les saludó y dijo: “Buenos días, muchachos. ¿Cómo está el agua?”. Los dos peces jóvenes siguieron nadando un rato hasta que eventualmente uno de ellos miró al otro y le preguntó: “¿Qué demonios es el agua?”.

Esto es algo común al inicio de los discursos de graduación en Estados Unidos, el empleo de una pequeña parábola con un fin didáctico. Esta costumbre resulta ser una de las mejores convenciones del género y la menos mentirosa, pero si se han empezado a preocupar porque mi plan sea presentarme como el pez sabio y viejo que les explica a los peces jóvenes lo que es el agua, por favor no lo hagan. Yo no soy el pez sabio y viejo. El punto de la historia de los peces es, simplemente, que las realidades más importantes y obvias son a menudo las más difíciles de ver y explicar. Enunciado como una frase, por supuesto, suena a un lugar común banal, pero el hecho es que las banalidades en el ajetreo diario de la existencia adulta pueden tener una importancia de vida o muerte, o así es como me gustaría presentarlo en esta mañana despejada y encantadora.

J. (ya sabéis, también conocida como Minerva) nos leyó estos poemas escritos por ella.

Minerva

ETS L’ALIMENT

Menjava quan m’he sorprès encabint-te

entre aquest espai tan petit

que tinc entre els dits

i que ara em pinça una orella

ara em confirma que la carn

segueix aquí,

amb aquest crit entre els plecs

que s’accelera

com el pols que s’esbargeix

en el darrer moment

que et tinc a dins.

I et dic que t’he engolit

amb la mateixa fam

que em deixa caure

pels descosits de la teva camisa

cada cop que m’apareixes

rere un sospir

i el turmell desvalgut em pendola

entre el taulell de la cuina

i aquesta casa que crida a l’amor

a sobreviure sense tu tot l’estiu.

 

VÈRTEBRA

Vinc amb la boca petita

perquè només hi càpiga

l’única vèrtebra que tinc

a l’abast,

ara que la clandestinitat

dels dimarts ha convertit

el teu cos en aquest diumenge.

Però en tenir-te a dins

no sóc capaç d’atrapar tanta llum

entre les dents.

SERIA

Per tu seria el diumenge,

la corba d’aquesta llum tan clara,

sincerament hivernal,

que envaeix amb un sol feix

aquest vers de nostàlgia

que s’esmicola entre els llavis:

sucre i fum.

Seria l’olor del darrer estiu

com si el visquéssim sabent

que és l’últim,

i la sal damunt la pell

ens fos la vida

a cent vint quilòmetres de vent

embullant-nos els cabells.

Seria el crit que cal sargir-se

quan sents que el temps

t’esbargeix ocells dins dels ulls,

galops de cavalls

demanant més carn, més mot,

més amor, aquesta malaltia.

Per tu seria aquesta tarda eterna

perdent-se dins la tebior

dins dels teus braços,

dins del darrer esbós

que vaig fer

en el darrer moment que mai podré viure

dins tu

seria.

SOPAR

Torna a ser cinc de novembre.

Miro, resignada,

com bull la verdura

amb aquest buit mal paït

que em segueix glaçant

com aquell desembre.

Voldria saber què és, però,

el que em fa sentir

que ja ens hem dit

massa silencis.

FAM DE GUERRA

Camino pel marge del teu braç,

imaginant-me el dit

com una posta que s’accelera

a la vora dels llavis,

el palpís de la teva columna

damunt les dents.

I així, mentre recorro amb desfici

el perfil més carnal del pensament,

em demanes, de sobte, que parli,

jo, que fa hores que m’he perdut,

al buit de la teva boca,

desitjant que el carrer s’escurci

d’una puta vegada

i l’impuls t’acceleri

a arrambar-me a alguna porteria fosca,

a deixar-nos llençar la vida

per una carretera allunyada

amb el cor a dos-cents.

I així, sent conscient que caldrà perdre

el que caldrà perdre,

dic que prou,

que no vull ser aquesta

que aferra el petó

entre el cruixir dels dits,

a puny tancat,

i fa malabarismes entre el desig

i la tendresa.

Que sóc la selva,

la tempesta dins la selva,

i que només em vertebraran els llamps

i el verb decidit

que doni sentit

a aquesta inútil fam de carn,

al gust terrós d’aquesta fam de guerra.

Maria empezó con un poema de Maria-Mercè Marçal, del libro La germana, l’estrangera.

He canviat set cops la pell com una serp

i encara repto entorn del marbre del teu nom,

esculpit tenaçment, m’enrosco entre els seus peus

i em faig minvant de lluna per fer-li pedestal.

Hostal parat a l’ocell sense rumb,

desafiant el temps que cau, segat,

mentre em creixen set voltes els cabells,

set cops el verd al capciró de boges

primaveres tal volta inabastables

que no saben temptar-me: gos fidel

al regust de la mort, servil escorta,

insensible a la plija, al vent que xiula

i em vol empènyer lluny, ben cuirassada

rere l’ombra que em ferma, i els ulls fits

en la claror que falca el meu exili.

He canviat set cops la pell, com una serp.

Maria

Y más tarde nos leyó un fragmento de La historia del amor, de Nicole Krauss. Aquí tenéis un fragmento.

Erase una vez un niño que amaba a una niña, y la risa de ella era como una pregunta que él quería pasar la vida contestando. Cuando tenían diez años, le pidió que se casara con él. Cuando tenían once, le dio el primer beso. Cuando tenían trece, se pelearon y estuvieron tres semanas sin hablarse. Cuando tenían quince, ella le enseñó la cicatriz del pecho izquierdo. Su amor era un secreto que no revelaron a nadie. Él le prometió que no querría a ninguna otra en toda su vida. «¿Y si yo me muero?», pegunto ella. «Ni aun entonces», dijo él. El día en que ella cumplía dieciséis años, él le regaló un diccionario inglés y juntos aprendían las palabras. «¿Esto qué es?», preguntaba él resiguiéndole el tobillo con el índice, y ella buscaba la palabra. «¿Y esto?», preguntaba él dándole un beso en el codo. «Elbow!» «¿Qué palabra es ésa?», y entonces él lo lamía y ella se reía bajito. «¿Y esto qué es?», preguntaba él rozándole con el dedo la suave piel detrás de la oreja. «No lo sé», respondía ella, apagando la linterna y echándose de espaldas con un suspiro. Cuando tenían diecisiete años hicieron el amor por primera vez sobre un montón de paja, en un granero. Después, cuando ocurrieron cosas que nunca hubieran podido imaginar, ella le escribió en una carta: «¿Cuándo aprenderás que no hay una palabra para cada cosa?»

A. leyó este poema de William Shakespeare, traducción de Carlos Pujol.

MrSushi1

No comparo los ojos de mi amada con soles,

es más rojo el coral que el color de sus labios

y si es blanca la nieve son sus pechos morenos;

si el cabello es de hierro, negro hierro la ciñe.

     Sé de rosas de Oriente que son rojas y blancas,

mas no veo estas rosas en lugar de mejillas;

y en algunos perfumes hay delicias mayores

que el aliento que sale de la boca que yo amo.

     Me enamora escucharla, y no obstante sé bien

que la música tiene un sonido más dulce;

reconozco que nunca vi el andar de una diosa,

ella cuando camina va pisando la tierra.

     Pero, oh cielos, sólo ella es así, sin igual,

No como otras burladas por ridículos símiles.

Gema escogió la letra de una canción de El último de la fila.

Gema

Lejos de las Leyes de los Hombres

Yo he visto las maravillas de la creación

sin ni tan siquiera abrir los ojos.

Y tu siempre has estado a mi lado,

a miles de kilómetros o entre mis brazos.

Te amo como se ama por primera vez,

cuando aún no hay costumbres.

Lejos de las leyes de los hombres,

donde se diluye el horizonte.

He visto el paraíso y el infierno

sin ni tan siquiera abrir los ojos,

y tu siempre has estado a mi lado,

a miles de kilómetros o entre mis brazos.

Te amo como se ama por primera vez

cuando aún no hay costumbres.

Lejos de las leyes de los hombres

donde se diluye el horizonte.

Después hubo más fiesta, con flamenco y canciones canallas. Sin duda fue una tarde muy especial. He decidido celebrar cada año esta jornada de manjares y letras. Será una fecha importante en mi calendario, y espero que también llegue a serlo para much@s de vosotr@s, con quien espero y deseo compartir libros y mesa.

Notas

1. Muchas de las fotos de esta entrada son de Gema, de Divinos sabores. Así que Gema, gracias por las fotos.

2. El fragmento de Nicole Krauss lo leyó J. y no Maria. Lo recordaba como lo he narrado, pero ahora puedo ver perfectamente a J. leyendo el fragmento. Rindamos un homenaje a la traición de la memoria, dejando la entrada tal cual.