Hoy cocino con Laura (y 3)

01-Higos

Ayer Laura y yo de nuevo nos metimos en la cocina. Laura quería que le enseñase a hacer anchoas, como las que hago cada año, ¿os acordáis?, las Anchoas con sal y pimienta receta de Carme Ruscalleda. Por supuesto, hay material fotográfico del momento… ¡tachán, Laura y sus primeras anchoas!

02-laura

También aprovechamos para hacer una conserva con higos. Las dos somos fanáticas de los higos, y creo que muchos de vosotros también compartís esta pasión culinaria. Ahora están espectaculares, y como esta conserva es tan buena quiero compartirla con vosotros.

Es una receta sencilla, y riquísima. Estos higos son ideales para acompañar carnes y quesos. Aquí tenéis la receta.

Higos agridulces

(para 2 tarros de ½ kg)

03-los-ingredientes

Ingredientes: 1 kg de higos (maduros y firmes), ½ kg de azúcar (no pusimos tanta), ½ l de vinagre de sidra, 4 clavos de especia, un trozo de canela en rama (3 cm) y la corteza de un limón.

Lavar el limón, cepillándolo bien (o con un estropajo) si no procede de cultivo ecológico. Lavar también los higos con cuidado y escurrirlos.

04-higos-escurridos

En una olla o cazuela amplia, esmaltada o de acero inoxidable, disolver el azúcar con el vinagre, a fuego lento, añadir las especias y la corteza de limón. Cocer 5 minutos.

05-PASO-1

Agregar los higos enteros a la cazuela y cocerlos suavemente durante 10-15 minutos, según el tamaño. Retirar la corteza de limón.

06-PASO-2

Sacar los higos con cuidado de la cazuela e irlos pasando a los tarros, previamente esterilizados.

Dejar cocer el almíbar, a fuego lento otros 15 minutos y verterlo caliente sobre los higos. El almíbar debe cubrir totalmente los higos. Tapar.

07-los-tarros

A continuación viene una parte de la receta que os cuento, aunque yo nunca la hago. Consiste en que, al cabo de 3 días, se vacía el almíbar en un cazo, se vuelve a hervir 3 minutos y se vierte sobre los higos.

Cerrar herméticamente los tarros y conservarlos en un lugar fresco.

Esperar un mes antes de consumir. Creo que esta parte, por lo menos con uno de los tarros, también me la voy a saltar.

Después de todo el trabajo que hicimos, como ya es habitual… ¡nos ganamos una buena cena!

Laura trajo esta cerveza italiana, que estaba muy buena…

08-cerveza

…Y unos magníficos trozos de Idiazábal y de Comté.

09-quesos

El resto tampoco estuvo nada mal…

10-embutido 11-caracolas

¡Ahora, a buscar una receta para el otoño!

Por cierto, la receta es de este libro, que es una verdadera maravilla.

12-libro-mermeladas

Hoy cocino con Laura y Lourdes

Antes de irnos de vacaciones Laura y yo decidimos volver a quedar para hacer algunas conservas. En esta ocasión se unió a nosotras Lourdes. Laura y Lourdes se conocen desde hace tiempo, las dos van a clases de danza del vientre. ¡Un día nos tendrán que hacer una demostración! Yo conocí a Lourdes una tarde y, como se entusiasmó tanto con nuestros proyectos culinarios, no dudamos en proponerle que se uniera a nosotras, y ni se lo pensó.

01

La idea era hacer higos agridulces, ideales para acompañar carnes, quesos o como aperitivo, pero ¡no encontramos brevas! Yo los hice hace dos años, me encantaron y Laura quería probarlos. Como tenía unas ciruelas riquísimas, recién cogidas del árbol, decidimos comprar unas pocas más y hacer una mermelada de ciruela.

También hicimos una confitura con albaricoques ¡estaban en su mejor momento! La confitura de albaricoques a la vainilla que preparamos es, como decía mi tieta, una cosa fuera de serie.

Aquí tenéis las recetas.

Confitura de albaricoques a la vainilla

(para 4 tarros de 375 g)

02

Ingredientes: 1 kg de albaricoques maduros, 3/4 kg de azúcar (no pusimos tanta), 1/4 l de agua, 1/2 vaina de vainilla

Lavar la fruta y partirla quitando el hueso.

03

En una olla o cazuela de acero inoxidable, preparar un almíbar disolviendo a fuego lento el azúcar con el agua. Añadir la vainilla, partida a lo largo. Cocer este almíbar 2 minutos.

04

Agregar la fruta y cocer a fuego lento durante 45 minutos, removiendo a menudo.

05

06

Mientras, esterilizar los tarros.

Llenarlos con la confitura recién salida del fuego. Llenarlos hasta arriba y tapar de inmediato. Darles la vuelta de forma que la tapa quede debajo. (Con este movimiento y el poco espacio y la temperatura que hay dentro del tarro, desaparece el poco oxígeno que había en el tarro y se hace el vacío.)

Cuando se enfríen, etiquetar lo tarros, con el nombre de la fruta y la fecha. Guardarlos en un lugar fresco, oscuro y sin humedades. Consumir antes de un año.

Mermelada de ciruelas

(para 3-4 tarros de 375 g)

Ingredientes: 1 ¼ kg de ciruelas variadas, 3/4 kg de azúcar (no pusimos tanta), el zumo de 1 limón

Lavar las ciruelas, escurrirlas, abrirlas y deshuesarlas.

07

Ponerlas en una cazuela amplia y cocerlas a fuego lento, añadiendo si es necesario, una pizca de agua, para que no se peguen.

08

Cuando se hayan ablandado (5-10 minutos), añadir el azúcar y mantenerlas a fuego lento, hasta que se disuelva. Añadir entonces la mitad del zumo de limón.

Cocer a fuego lento de 45 a 60 minutos. Agregar al final el resto de zumo de limón.

09

Para envasarlos, utilizar la misma técnica que se explica en la receta anterior.

10

Como siempre, después del trabajo vino la cena, y la sobremesa se prolongó hasta altas horas de la noche. De esa cena, la única constancia gráfica es la del postre, que Laura fotografió. Un invento que no estuvo nada mal, que llamé Tres texturas de mango, una variación de la mousse de frambuesas que le preparé a David.

11

Una proposición indecente

Robert-Spear-Dunning-Harvest-of-CherriesCosecha de cerezas, óleo sobre lienzo de Robert Spear Dunning (1829-1905).

Este sábado Laura y yo volvemos a cocinar juntas. Nuestra intención es hacer una confitura de fresas, unos albaricoques confitados en almíbar y empezar una confitura muy, muy especial, que ya tenía ganas de hacer, la Confitura de conco «vieux-garçon».

Sí, sí, habéis leído bien, empezar. Y es que lo que hace tan especial a esta confitura es que se empieza ahora y se continúa a lo largo del verano y el otoño, para acabar sirviéndola en Navidad.

Desde que leí la receta en el libro Cuinar per ser feliç, de Carme Ruscalleda, quería hacerla. Un día se la expliqué a Laura y no lo dudó… fem-la!! Y luego pensé, ¿y si se unen a nosotras más locos de la cocina?

Así que esta entrada es para haceros una “proposición indecente”: ¿empezáis con nosotras esta maravilla?

Voy a explicaros lo que Carme Ruscalleda nos cuenta sobre la confitura y a continuación os explico la receta. La idea es que este sábado lo tengáis todo a punto para la primera fase, que a lo largo de estos meses vayamos rellenando el tarro juntos y que esta Navidad todos pongamos en la mesa esta delicia, que seguro sorprenderá a todos.

Es una receta originaria de Francia central: generalmente la hacían unas señoras que estaban al servicio de hombres de buena casa que se habían hecho mayores y permanecían solteros. Estas señoras solían ser grandes cocineras y en primavera empezaban esta confitura para el chico conco (el mote que se le da a estos solteros). Llenaban un tercio de un pote grande de porcelana o de cristal de un destilado de la región. Podía ser un eau-de-vie de pera, de cerezas, de manzana, o de frambuesas. Y a lo largo de la primavera, verano y otoño, estaban atentas al mercado, buscando las frutas en su mejor momento para que la confitura fuese una auténtica maravilla.

Etiqueta-1

Los ingredientes

En primavera: fresas, albaricoques, cerezas, peritas de San Juan

En verano: melocotones, ciruelas

En otoño: higos, uva

3 litros de vodka

Azúcar: de 3 a 4 kg

Un pote de cristal o cerámica adecuado para alimentos con capacidad de unos 10 litros

La preparación

Llenar el pote hasta un tercio de su capacidad del aguardiente elegido.

Hay que estar atento a las frutas que van apareciendo cada estación. La fruta tenemos que incorporarla al pote limpia, con piel, a cortes regulares y eliminando siempre los huesos.

Tiene que añadirse al pote el mismo peso de fruta que de azúcar y no mezclar nunca. Por ejemplo: añadimos 100 g de fresas y luego 100 g de azúcar, y al cabo de unas semanas, 100 g de cerezas y 100 g de azúcar.

El pote tiene que guardarse siempre en un lugar oscuro y fresco. En otoño se acaba la confitura y se guarda hasta el día de Navidad.

Nosotras vamos a utilizar un pote de 1,5 litros y adaptaremos las cantidades. Usaremos vodka, porque Carme Ruscalleda considera que es mejor, al ser un aguardiente que respeta los sabores de las frutas.

¡Estoy deseando empezarla! ¿No os parece una maravilla? ¿Os animáis?

etiqueta

La cita

Día: sábado 10 de mayo (por la tarde)

Lugar: cada uno en su casa o en la de un amigo

Fruta: fresones, albaricoques y cerezas

De momento vamos a hacer esta confitura…

Laura Llopart@lallopart

Mariwel@Mariwelpideas

Sesa@Sesa7V

Ada Klein Fortuny@adakleinFortuny

Kuinetes@Kuinetes

La Flow@mamenflow 

María Barranco@MariaBarrancoC 

Cuquita@cuquitacocinera

Maite ‏@Maite_maicarai

Hoy cocino con Laura

La-chef-Laura

Hace ocho años que conozco a Laura. Hasta el año pasado nuestra relación era estrictamente profesional. Cuando la conocí enseguida me gustó, es una persona alegre y llena de vida, cuesta mucho encontrar personas así. Poco a poco nos fuimos conociendo mejor, y descubrimos muchas aficiones en común, la primera, el senderismo. Gracias a ella descubrimos Irlanda ¡que no es poco! Y al poco tiempo, cada encuentro en el trabajo se convirtió en largas charlas sobre viajes, comida, libros, cómics… y llegó el momento de dar el paso, y transformar esta relación profesional en algo más. Y el blog fue el detonante de este feliz paso. Laura se entusiasmó enseguida con el blog, y con el proyecto de Hoy cocino con…. Y la invitamos un día a cenar y fue genial. Laura se ha convertido en una amiga apasionada y comprometida.

¡Y claro! La presentación de Laura no sería completa sin presentaros a su locura… tachán… os presento a Lorenzo, un gato precioso, cariñoso y muy muy sociable. ¡No perdió detalle del encuentro!

Lorenzo

Laura es una amante de la cocina y ¡de las conservas! Hemos decidido que cada estación haremos una conserva diferente, y aquí está nuestra primera colaboración, un delicioso antipasti siciliano, Cacuocciuli sott’Olio, unas alcachofas en conserva de aceite de oliva. La receta está sacada de este sabroso libro, una joya ¡de verdad! Es un libro muy barato y lleno de manjares. Si lo veis, no lo dudéis ¡haceros con él!

El-libro-de-cocina

El sábado la preparamos, mano a mano. Cuando llegamos a su casa nos esperaban 30 alcachofas tomando el fresco en el balcón, a salvo de Lorenzo ¡al que le vuelven loco las alcachofas!

alcachofas-1

Alcachofas en conserva de aceite de oliva

alcachofas-2-(ingredientes)Ingredientes: 500 g de alcachofas pequeñas (aproximadamente 1 docena, de menos de 7,5 cm de diámetro), el zumo de 2 limones, 4 tazas de vino blanco seco, 2 tazas de vinagre de vino blanco, la piel de un limón, 3 clavos de especia enteros, 3 hojas de laurel, 1 ½ cucharaditas de sal y 8 granos de pimienta negra.

Ingredientes para el tarro: 2 clavos de especia enteros, 1 hoja de laurel, 4 granos de pimienta negra y aceite de oliva virgen extra.

Dato importante: necesitarás un tarro de 450 g de capacidad.

Lavar las alcachofas y quitar las hojas duras externas, dejando solo las tiernas del interior, y cortar las puntas. Poner las alcachofas en un cuenco con agua fría y el zumo de limón.

alcachofas-3

En un cazo (o en una olla) verter el vino, el vinagre, la piel de limón, los clavos, las hojas de laurel, la sal y los granos de pimienta. Llevar la mezcla a ebullición, escurrir las alcachofas y añadirlas al cazo, dejando que hiervan a fuego lento durante 12 minutos o hasta que están tiernas.

alcachofas-4

Escurrir las alcachofas y dejarlas enfriar.

alcachofas-5

Para preparar el tarro: Poner las alcachofas en un tarro, añadir los clavos, el laurel, los granos de pimienta y el aceite de oliva para cubrirlas aproximadamente 1,25 cm. Nosotras le añadimos también corteza de limón. No cerrar el tarro. Dejar que las alcachofas se asienten y que las burbujas de aire suban a la superficie.

alcachofas-6

Las alcachofas pueden conservarse en el frigorífico entre 2 y 3 semanas. Estas alcachofas son un antipasti delicioso, que pueden servirse en un surtido de antipasti, y también se utilizan en ensaladas, para rellenar focaccia, en rodajas para preparar sándwiches o tal cual.

Mientras se enfriaban las alcachofas Laura nos llevó a una tienda-cervecería que tenía muchas ganas de visitar, 2D2Dspuma. Allí compramos estas cervezas de Dinamarca y luego nos tomamos unas merecidas cervezas.

cervezas

Ya de vuelta entarramos las alcachofas y Laura puso la mesa para la cena. Nos había preparado una riquísima tortilla de patatas que sirvió con un pa amb tomàquet, una olivada artesana impresionante, tostaditas variadas, queso y una sabrosa mermelada de cerveza. Acompañamos la cena con un Viña Pomal 2009.

la-mesa-de-Laura

De postre nos hizo un delicioso flan de yogur y limón, una receta sacada de un libro que le regalaron y que promete mil y una delicias.

postres

Y como fin de fiestas, Laura se marcó un gin-tonic con ¡granada!

gin-tonic

¡Fantástico nuestro primer Hoy cocino con…! Laura siempre me pide que la adopte, y francamente, estoy considerando seriamente esta posibilidad. Eso sí ¡Lorenzo va en el lote!

Por cierto, Laura tiene un magnífico blog de labores y costura, pinpilinpauxak. El delantal que luce en la foto se lo ha hecho ella.