#SlowBadalona

LOGO

Hace más de un año ya de #SlowSitges. Aquel sábado fue un gran día y, en muchos casos, el inicio de una amistad. Este año quería organizar una nueva jornada slow, y decidí que sería en mi ciudad, Badalona.

#SlowBadalona era un gran reto para mi, y me brindaba la oportunidad única de conocer mejor mi ciudad. Dos son los motores que pusieron en marcha esta aventura y se llaman Ignasi y Marc. De su mano he descubierto una Badalona muy viva, totalmente desconocida para mi, vinculada al espíritu del movimiento Slow Food-km0 y al cooperativismo. Ignasi es una parte muy importante de La Sargantana, y me ha conquistado con su sincera, sencilla y deliciosa cocina. Marc es también cocinero, y miembro muy activo de Slow Food Barcelona. Gracias Ignasi por encontrar siempre un rato para sentarte con nosotros y escuchar pacientemente mis planes. Gracias Marc por implicarte enseguida en esta aventura, sumar energías a este proyecto y compartir generosamente tu tiempo con nosotros.

Y ahora, es el momento de iniciar este viaje, que nos depara pequeñas maravillas. Quiero que conozcáis a todos y cada uno de los protagonistas de esta jornada, con un único deseo: que después de acompañarme por estas líneas sintáis el deseo de hacer un hueco en vuestra agenda para el viaje real, para hacer vuestro #SlowBadalona.

Conreu Sereny

logocolordef sol cooperativa

Sant Jeroni de la Murtra es nuestro punto de encuentro.

IMG_5699

Aquí es donde está Conreu sereny, una cooperativa de trabajo asociada, con un proyecto muy necesario de agroecología y justicia social. Ignasi fue quien me habló de Conreu Sereny y quien me puso en contacto con Dolors Clotas, miembro de la cooperativa. Fue un verdadero placer compartir esa mañana con Dolors, y oírla hablar de la historia de la cooperativa y de sus proyectos.

IMG_5766

Alberto, quizás lo conozcáis más por Kykeon, ha hecho una buena crónica de nuestra visita a Conreu Sereny, y como yo no voy a hacerlo mejor, os dejo con su crónica: Conreu Sereny, agricultura ecológica muy cerca de la ciudad.

Antes de visitar Conreu Sereny ya les había comprado en alguna ocasión una cesta de frutas y verduras. ¡Son sensacionales!

Los que tenéis vehículo podéis visitar la parada que montan cada viernes y sábado en Sant Jeroni.

Anís del Mono

IMG_5706

De la montaña al mar. Abandonamos el remanso de paz que es Conreu Sereny para visitar la fábrica de Anís del Mono, una visita obligada por el valor patrimonial y gastronómico del lugar.

Fue un verdadero lujo que Antonio Guillén, el director de la fábrica, nos acompañara en la visita. Con verdadera maestría y fino sentido del humor, Antonio nos narró la historia de Anís del Mono,

y nos explicó de forma magistral cómo se elabora el anís (y los Aromes de Montserrat y la ratafía de Montserrat).

Tengo que agradecer al Grupo Osborne las facilidades que me ha dado para organizar esta visita y, sobre todo, que nos pusiera en manos de Antonio.

IMG_5764

La Sargantana

Y tras un paseo por Badalona, llega el momento de sentarnos a la mesa en La Sargantana, un restaurante-cooperativa totalmente comprometido con los productos km0. La Sargantana no abre los mediodías, pero hizo una excepción para la ocasión, todo un privilegio.

IMG_5744

De La Sargantana hace mucho tiempo que os quiero hablar en el blog, pero de momento no he podido hacerlo. Eso sí, los que me seguís por Twitter ya habréis visto las delicias que cocinan Ignasi y Anna. Anna es también la sumiller. Para mi ha sido muy importante encontrar, cerca de casa, a una sumiller tan sabia y discreta como ella y de la que tengo mucho que aprender.

Nos prepararon un menú excepcional, del que yo no sabía nada. Bueno, no digo del todo la verdad. Le pedí a Ignasi que incluyera en el menú degustación el bacalao a la badalonina, por el que tengo verdadera pasión. ¡Mirad que sinfonía de delicias disfrutamos!

Mejillones de roca, receta de Apicio, y bonito de la lonja de Badalona al horno con guisantes.

Bacalao y pulpo a la badalonina.

IMG_5768

Cordero al horno con cebolla, dátiles y miel.

IMG_5767

Mousse de mató con albaricoques confitados en Anís del Mono y brioche de fresas.

IMG_5770

Y estos son los vinos que Anna escogió para este festín, todos ellos de Alella Vinícola.

Muchas gracias MrSushi, Conreu Sereny, Dolors, Grupo Osborne, Antonio, Ignasi, Anna y Marc. Vosotros habéis hecho posible este precioso día.

Y gracias a todos mis compañeros de viaje. ¡Estoy deseando embarcarme con vosotros en otra aventura!

Por cierto, las dos fotos de grupo no recuerdo de quién son, pero… ¡gracias por el préstamo! 😉

LOGO

Hoy cocino con Laura y Lourdes

Antes de irnos de vacaciones Laura y yo decidimos volver a quedar para hacer algunas conservas. En esta ocasión se unió a nosotras Lourdes. Laura y Lourdes se conocen desde hace tiempo, las dos van a clases de danza del vientre. ¡Un día nos tendrán que hacer una demostración! Yo conocí a Lourdes una tarde y, como se entusiasmó tanto con nuestros proyectos culinarios, no dudamos en proponerle que se uniera a nosotras, y ni se lo pensó.

01

La idea era hacer higos agridulces, ideales para acompañar carnes, quesos o como aperitivo, pero ¡no encontramos brevas! Yo los hice hace dos años, me encantaron y Laura quería probarlos. Como tenía unas ciruelas riquísimas, recién cogidas del árbol, decidimos comprar unas pocas más y hacer una mermelada de ciruela.

También hicimos una confitura con albaricoques ¡estaban en su mejor momento! La confitura de albaricoques a la vainilla que preparamos es, como decía mi tieta, una cosa fuera de serie.

Aquí tenéis las recetas.

Confitura de albaricoques a la vainilla

(para 4 tarros de 375 g)

02

Ingredientes: 1 kg de albaricoques maduros, 3/4 kg de azúcar (no pusimos tanta), 1/4 l de agua, 1/2 vaina de vainilla

Lavar la fruta y partirla quitando el hueso.

03

En una olla o cazuela de acero inoxidable, preparar un almíbar disolviendo a fuego lento el azúcar con el agua. Añadir la vainilla, partida a lo largo. Cocer este almíbar 2 minutos.

04

Agregar la fruta y cocer a fuego lento durante 45 minutos, removiendo a menudo.

05

06

Mientras, esterilizar los tarros.

Llenarlos con la confitura recién salida del fuego. Llenarlos hasta arriba y tapar de inmediato. Darles la vuelta de forma que la tapa quede debajo. (Con este movimiento y el poco espacio y la temperatura que hay dentro del tarro, desaparece el poco oxígeno que había en el tarro y se hace el vacío.)

Cuando se enfríen, etiquetar lo tarros, con el nombre de la fruta y la fecha. Guardarlos en un lugar fresco, oscuro y sin humedades. Consumir antes de un año.

Mermelada de ciruelas

(para 3-4 tarros de 375 g)

Ingredientes: 1 ¼ kg de ciruelas variadas, 3/4 kg de azúcar (no pusimos tanta), el zumo de 1 limón

Lavar las ciruelas, escurrirlas, abrirlas y deshuesarlas.

07

Ponerlas en una cazuela amplia y cocerlas a fuego lento, añadiendo si es necesario, una pizca de agua, para que no se peguen.

08

Cuando se hayan ablandado (5-10 minutos), añadir el azúcar y mantenerlas a fuego lento, hasta que se disuelva. Añadir entonces la mitad del zumo de limón.

Cocer a fuego lento de 45 a 60 minutos. Agregar al final el resto de zumo de limón.

09

Para envasarlos, utilizar la misma técnica que se explica en la receta anterior.

10

Como siempre, después del trabajo vino la cena, y la sobremesa se prolongó hasta altas horas de la noche. De esa cena, la única constancia gráfica es la del postre, que Laura fotografió. Un invento que no estuvo nada mal, que llamé Tres texturas de mango, una variación de la mousse de frambuesas que le preparé a David.

11

Hoy cocino con Laura (y 2)

01-La-fruta

Quiero dedicar esta entrada a Ada Klein Fortuny, Cuquita, Kuinetes, La Flow, Laura, Maite, Maribel y Sesa.

02-Etiquetas

En enero hice una entrada en el blog que se llamaba Hoy cocino con Laura. Laura y yo preparamos unas magníficas alcachofas en conserva de aceite de oliva. Nos lo pasamos bomba y decidimos que nos reuniríamos periódicamente para cocinar juntas.

Creo que voy a tener que abrir una sección especial que se llame En la cocina con Laura, ¿no os parece?

La siguiente colaboración fue sonada. En realidad fue uno de los días más chulos en la cocina que he tenido nunca, porque al final no estuvimos Laura y yo solas, mirad, mirad: Una proposición indecente.

Este es el resumen fotográfico de la Confitura de conco «vieux-garçon».

03-Conco-1

04-Conco-2

05-Conco-306-Conco-4

Pero no nos bastó con esta confitura, y preparamos dos conservas más, ambas deliciosas. Aquí tenéis las recetas.

Confitura de fresones

07-Fresas-1

Ingredientes: 2 kg de fresones (maduros y firmes), 1.200 g de azúcar (no pusimos tanta), el zumo de 4 limones (yo pondría la mitad).

Lavar los fresones sumergiéndolos en un cuenco grande con agua, enteros y sin sacarles el cáliz. Retirarlos del agua, extraer el cáliz y partirlos en cuartos.

08-Fresas-2

En una olla o cazuela de acero inoxidable, mezclar los fresones con el azúcar y el zumo de limón. Dejarlos reposar en un lugar fresco unas 2 horas y remover la mezcla de vez en cuando.

09-fresas-3

Cuando pasen las 2 horas poner al fuego la mezcla y, cuando arranque a hervir, proseguir la cocción a fuego medio unos 20-25 minutos (o hasta que la confitura alcance la textura deseada). Mientras dure la cocción ir removiendo y espumando de vez en cuando.

Antes de finalizar la cocción se puede hacer una prueba de densidad: poner una cucharadita de confitura en el centro de un plato frío, inclinar el plato y comprobar la textura observando como cae la lágrima de confitura. Si la densidad es la deseada ya se puede apagar el fuego, y decidir si guardar la confitura en tarros en la nevera para degustarla enseguida, o si se quiere hacer tarros de conserva para guardar.

Si se quiere guardar, esterilizar los tarros. Llenarlos con la confitura recién salida del fuego. Llenarlos hasta arriba y rápidamente tapar y darles la vuelta de forma que la tapa quede debajo. (Con este movimiento y el poco espacio y la temperatura que hay dentro del tarro, desaparece el poco oxígeno que había en el tarro y se hace el vacío.)

10-Fresas-4

Cuando se enfríen, etiquetar lo tarros, con el nombre de la fruta y la fecha. Guardarlos en un lugar fresco, oscuro y sin humedades. Consumir antes de un año.

11-Fresas-5

Os dejo unas etiquetas tuneadas que he utilizado. ¡Son muy bonitas! Si te gustan, CLICA AQUÍ y descárgatelas.

 

Albaricoques confitados en almíbar

12-Albaricoques-1

Ingredientes: 1,5 kg de albaricoques (que no estén blandos), 750 g de azúcar (no pusimos tanta), 2 limones, 90 ml de ron de buena calidad, ½ l de agua.

Poner al fuego una cazuela con el azúcar, el agua, el zumo de los dos limones y el ron. Tiene que ser una cazuela lo suficientemente grande para que entren todos los albaricoques. Cuando rompa a hervir, incorporar los albaricoques, que habremos lavado y partido por la mitad, para poder sacarles el hueso (reservar 10 huesos para sacar la almendra que hay dentro). Dejarlos cocer a fuego medio durante 10 minutos.

13-Albaricoques-2

Transcurridos esos 10 minutos, añadir a la cazuela una picada hecha con las almendras peladas del interior de los 10 huesos reservados. Dejar cocer a fuego lento 2 minutos más y retirar la cazuela del fuego.

Para envasarlos, utilizar la misma técnica que se explica en la receta anterior.

14-Albaricoques-3

Estos albaricoques son ideales para hacer pasteles, para acompañar algún rustido, una tabla de quesos o algún postre de queso fresco.

Yo ya los he probado y están deliciosos. Fueron la guarnición de un secreto ibérico a la plancha acompañado de un arroz con pasas y piñones.

15-Albaricoques-4

Después de todo el trabajo que hicimos, ¡nos ganamos una buena cena! Laura trajo unas trufas de queso y yo hice esta receta fantástica de Rose-Michelle Bensadon: Falso chafoutis de tomates cherry y aceitunas verdes.

16-La-cena

Por cierto, Laura tiene un magnífico blog de labores y costura, pinpilinpauxak. La fresa de la foto me la ha hecho ella.

11-Fresas-5

Y los delantales de batalla, también.

17-Delantales