al marge. Vins i cuina amable

 

Hoy me urge hablaros de un descubrimiento en Badalona. Ayer fui a cenar a al marge, un restaurante recién abierto en el centro de esta ciudad, y del que tuve conocimiento gracias al artículo que escribió Philippe Regol el pasado 18 de diciembre.

Hacía tiempo, ayer lo comenté en las redes, que no disfrutaba tanto comiendo. Tomo aire, calmo mi entusiasmo y os cuento.

Nada más llegar, nos sentimos como en casa. La acogida es cariñosa y alegre (no pasa mucho). El trato es, desde el primer momento, cortés y cercano. La decoración del local, sobria y elegante, hacen que el restaurante sea muy acogedor.

Al cabo de un rato de estar sentado en la mesa, caes en la cuenta de que la temperatura ambiente es perfecta y el volumen de la música es un arrullo cálido, en fin, que sonríes con la certeza de que la noche va a ser una maravilla.

Mientras esperamos a Marc apetece una cañita (Catalan Brewery, de Badalona), y pido la carta de vinos, para empezar a descubrir qué nos ofrecen.

Os confieso que me emocioné, y no solo porque la carta contenga casi 200 propuestas, todas apetecibles. Los precios de la carta están muy ajustados. Vinos de calidad a precios asequibles… y cerca de casa… sin duda somos muy afortunad@s. En su página web podéis consultar tanto la carta de vinos como la de la comida, así que no voy a hablaros de cosas que podéis descubrir vosotr@s. La carta de vinos, aunque extensa, es clara y de fácil lectura, otra virtud no muy corriente.

La oferta gastronómica del restaurante es reducida pero sabrosa. ¡Hubiera escogido todos los platos! Y de nuevo más sorpresas. La vajilla es sencilla, discreta y bonita.

Los platos son sabrosos y las raciones, suficientes. Su cocina es honesta y directa, de un gran respeto por el producto y por el comensal.

 

Curiosamente hoy Cristina Jolonch habla en La Vanguardia de él.

al marge no es que sea una rara avis en Badalona, lo es en muchos quilómetros a la redonda. Os aseguro que, si vais, no os defraudará, y, además, vais a disfrutar de verdad.

Por cierto, que acabamos con un dulce festín. Amantes del vino dulce, este es también un pequeño paraíso para nosotr@s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .