La Salseta de Sitges

01-La-Salseta

El viernes estuvimos en Sitges. Fueron unas minivacaciones, a la espera de las de verdad. En Sitges ya hemos estado muchas veces. La auténtica razón del viaje era cenar en La Salseta. Son muchos los motivos de este deseo: hace ya tiempo que nos seguimos en Twitter (La Salseta y Valentí, el cocinero); son un restaurante KmO Slow Food (que siempre son una garantía de buen talante y calidad) y la carta me tiene robada el alma glotona.

Así que el viernes era el gran día. Soy una persona muy novelera, enseguida me entusiasmo y me deleito con las promesas de una carta como la de La Salseta.

02-La-carta

Este fantasear sobre lo qué serán los platos de un restaurante, normalmente solo me trae desencantos. Mi imaginación suele superar la realidad, y luego viene el batacazo.

¿Por qué os explico todo esto? Porque el viernes por la noche cené como hacía tiempo que no cenaba. Porque la realidad superó todas las expectativas creadas.

En unas líneas os hablo de la cena, que fue magnífica y deliciosa. Pero no fue lo más importante. Los mejor son el trío maravillo que forman Valentí, Toni y Joel.

03-La-salseta

Cuando llegamos nos recibió Toni, que junto a su hijo Joel, consiguen que enseguida te sientas como en casa. Y por fin conocimos a Valentí. Con el restaurante aún tranquilo, pudimos hablar un rato, aunque la tranquilidad no duró mucho.

Son muchas las cosas que se han escrito sobre ellos y su restaurante. Podéis verlo visitando su página web, como también podéis ver las maravillas que preparan y su forma de entender su trabajo.

Valentí se volvió a la cocina, junto a Jéssica. Y os contaré un secreto… ¡salían risas de la cocina! ¿No os parece genial?

Con el restaurante a todo gas solo se respiraba bienestar y calma en todo el comedor. Las conversaciones eran tranquilas y alegres. Cada plato que llegaba a las mesas era festejado con entusiasmo y Toni hacía los honores en todas las mesas. Lo que más oí durante toda la noche fue: ¡está buenísimo!

Ahora os voy a contar lo que cenamos. Pero antes tengo que dejaros claro que es solo una muestra, y que está claro que tendremos que volver, para probar todas las maravillas que no pasaron de la letra impresa… aunque están en mi cabeza.

Mientras A. y yo compartíamos una cerveza, nos trajeron unas almendras riquísimas. Para abrir boca, cortesía de la casa, un delicioso rollito de berenjena relleno de verduras y regado con queso azul de la Cerdanya. ¡Seguro que los hago algún día!

04-Rollito-de-berenjena

Pedimos dos primeros para compartir. A. escogió una ensalada de judías del Ganxet con shiitake y pescado azul marinado en cítricos… ¡ni os cuento lo rica que estaba!

05-Primer-plato-1

Y yo pedí las croquetas de gallo del Penedès. Desde que unos días antes consulté su carta ¡sabía que iban a caer! Este es uno de los platos fijos de la carta. ¡Nunca había probado unas croquetas tan buenas!

06-Primer-plato-2

De segundo había maravillas para escoger, y quería probarlo todo. Las sugerencias del día eran fantásticas. Pero, ya se sabe lo que pasa en vacaciones, que el relax produce caprichos y ¡se nos antojó la cazuela de arroz a la sitgetana! Un arroz magnífico: arroz de Pals, gambas, cigalas, mejillones, almejas, salchicha, costilla de cerdo y sepia.

07-Cazuela-de-arroz

Muy a nuestro pesar, nos dejamos un poco… queríamos probar los postres. A mi me hubiera gustado pedir la selección de quesos artesanales catalanes, soy muy, muy quesera. Pero no la hubiera podido disfrutar en condiciones… ¡ya estaba llena! Otra cosa pendiente… je, je, je.

Por cierto, que todo esto lo tomamos con este delicioso vino. Nos apetecía un vino tinto y Toni nos aconsejó este Aònia D.O.Q. Priorat. Os dejo con una entrada de El Blog de los Vinos que habla de este vino.

El-vino

A. escogió la espuma de crema catalana.

08-Postre-1

Yo no me pude resistir al cilindro de melocotón relleno de yogurt con galleta de avellana.

09-Postre-2

Y finalmente, Toni nos ofreció una copa de Malvasía de Sitges. No habría podido escoger un sitio ni una ocasión mejor para probar mi primera malvasía.

10-Malvasia-1

11-Malvasia-2

Como veis, una cena magnífica, a la que siguió un largo paseo bajo la luna, junto al mar.

12-Sitges

Si estáis pensando en escaparos a Sitges, hacedme caso y no lo dudéis, comer o cenar en La Salseta. Solo por eso, merece la pena el viaje. Nosotros, volveremos.

21 pensamientos en “La Salseta de Sitges

  1. Yo estuve en ese inolvidable lugar hace ya 10 años! Creo que fued una de las experiencias que han sido en mi vida de lo más maravillosas e inigualables, felicito a todos los que lo hacen posible y le mando un fuerte abrazo a Toni, me llamo Victoria y soy la prima de Chela, la mujer de Joan! Los amo con todo mi corazón!

  2. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios tan amables. Será un placer recibiros en nuestro restaurante. Esto es lo que nos motiva y nos hace seguir cada dia adelante, en este trabajo, muchas veces duro.

  3. Les dues darreres vegades que hi he anat, he acabat pagant molt i menjant fatal.
    Principalment perquè no havia fet reserva i vaig acabar als “restaurants” del passeig. :-/
    No sabeu la ràbia que far entrar al restaurant, ja salibant, i haver de girar cua…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s