Mucho más que vinos (5)

Las fiestas navideñas ya están aquí. Desde hace unos años, en estas fechas dedico una pequeña entrada para proponeros vinos con los que las celebraciones navideñas serán aún más extraordinarias, pero también para que el esfuerzo económico que se hace en estos días adquiera una dimensión especial: la de la solidaridad.

Primero fue Mucho más que vinos, le siguió Mucho más que vinos (2), Mucho más que vinos (3) y Mucho más que vinos (4). Un año más… ¡vuelvo a la carga! Os voy a hacer unas propuestas que seguro que os gustarán 😉 Y no dejéis de consultar las sugerencias anteriores, porque la mayoría siguen siendo válidas.

 

Cervezas artesanas Sikaru

Imagen, Facebook de Sikaru.

Me gusta empezar una comida (o cena) con una cañita, así que he decidido empezar las propuestas de este año con unas cervezas artesanas que se hacen en Badalona, mi ciudad.

La cerveza Sikaru es un producto elaborado por la Fundació Badalona Capaç con la colaboración de Cointegra, Ca l’Arenys y la Cooperativa Agropecuària del Moianès. Se trata de una cerveza totalmente artesana y 100% natural.

La Fundació Badalona Capaç trabaja para mejorar la vida de las personas con discapacidad. Actualmente ofrece la oportunidad de participar en diferentes proyectos ocupacionales a más de 400 personas, siempre teniendo en cuenta sus intereses. Uno de estos proyectos es la elaboración de esta cerveza artesana. Su etiquetado, distribución y la creación de productos de promoción comercial los realizan personas con discapacidad intelectual.

Sikaru tiene cuatro estilos de cervezas diferentes, ¡seguro que encuentras el tuyo!

En el apartado Colaboradores de su página web detallan los puntos de venta de la cerveza.

 

Som Somriures Tradicional Extra Brut de Colet

Sergi Colet ha vuelto a hacer un espumoso solidario. La Fundació Privada Ilersis y Colet Viticultors han firmado un convenio de colaboración para la comercialización a través de BO de Shalom del vino espumoso solidario Som Somriures.

El diseño de las etiquetas es obra de las personas de la Fundació Ilersis, que recibirán un donativo de 0,50 € por cada botella vendida. En su página web nos explican el nacimiento de este vino: El naixement dels Somriures.

Imagen, página web de la Fundació Privada Ilersis.

Som Somriures es un espumoso ecológico Extra Brut, un Clàssic Penedès Tradicional elaborado con las variedades de uva más típicas de la zona: Macabeu, Xarel·lo y Parellada.

Podéis comprar este vino en la tienda online de BO de Shalom o bien en la bodega, cafetería, restaurante de BO de Shalom de La Gremial, en la plaça Mossèn Jacint Verdaguer 5 de Lleida.

 

Cava Maset Solidario

Imagen, página web de Maset.

Maset cada año produce dos mil quinientas botellas de Cava Solidario, un espumoso elaborado con las tres variedades que se emplean en el coupage tradicional del Cava: Macabeu, Xarel·lo y Parellada. El cien por cien de la recaudación de la venta de estas botellas está destinada a la Beca Maset, que tiene como objetivo financiar una investigación contra el cáncer de mama.

El Cava se puede comprar en la tienda online de Maset.

 

Estrany Solidari 2017

Imagen, página web de Recadero.

Este vino brisado solidario de Celler Credo “es el resultado del esfuerzo y la ilusión de unas 200 personas que colaboraron en la Verema Solidaria (Vendimia Solidaria) de Celler Credo”.

Como buenos xarel·listas, crearon un vino 100% Xarel·lo, procedente del viñedo Serral del Bosc, en el que practican una viticultura ecológica y biodinámica. Este vino, fermentado en barrica de roble abierta y macerado con las pieles de la uva, ha hecho su crianza en la botella. Quedan pocas botellas de las 2.933 que elaboraron, y aunque en la tienda online de Recadero está agotado, aún se puede comprar en muchas tiendas de vinos.

 

Gallinas & Focas 2018

Imagen, página web de Gallinas y Focas.

Gallinas & Focas es un vino esperado, y sus etiquetas también. Pasearos por la página web de Gallinas & Focas y disfrutad con los diseños de las etiquetas de cada añada. ¡Todas son preciosas! Llenarán vuestra mesa de color.

Imagen, página web de Gallinas y Focas.

¡La añada 2018 ya está aquí! Este es un vino sabroso y, como ell@s nos cuentan: “con un alto contenido humano fruto de la colaboración de Amadip Esment y 4kilos Vinícola. Amadip Esment es una organización para que personas con discapacidad intelectual y sus familias disfruten y mejoren su calidad de vida y dispongan de las mismas oportunidades que todos los ciudadanos. Los miembros de Amadip Esment participan activamente en todo el proceso de creación del vino siendo los principales protagonistas de este proyecto.”

Este vino de Mallorca está elaborado con un 70 % de Mantonegro y un 30 % de Syrah. Quedan pocas botellas, así que no os lo penséis mucho.

 

Como podéis ver, hay propuestas para todos los gustos, y todas ellas de una gran calidad.

Solo me queda desearos unas fiestas muy, muy sabrosas 🙂

El Vi Novell del Celler Masroig

Imagen, PCats Comunicació.

¡Doce años de Vi Novell! Yo no solo espero su vino, también estoy deseando descubrir el diseño de etiquetas con el que nos sorprenden cada año.

Vi Novell 2018. Sobran las palabras.

Imagen, PCats Comunicació.

Vi Novell 2019. Celebraron los diez años elaborando Vi Novell, y cada botella escondía uno de los diseños de los años anteriores.

Imagen, PCats Comunicació.

Vi Novell 2020. Recuerdos del Masroig.

Imagen, PCats Comunicació.

Vi Novell 2021. Momentos. Este año, han diseñado seis etiquetas diferentes, que evocan momentos cotidianos, representados con objetos sencillos, vinculados a los placeres del día a día.

Imagen, PCats Comunicació.

Este año también han decidido crear una nueva experiencia enoturística vinculada al #ViNovell. Así que, además de conocer mejor la historia de la bodega y su entorno, nos explicarán el origen de este vino y todos los detalles de su elaboración. Esta experiencia finaliza con una degustación de la nueva añada 2021 y de embutidos locales, acompañados con el nuevo aceite de temporada.

La actividad tiene un coste de 9,50 € y estará disponible hasta finales de año. Se podrá llevar a cabo en dos turnos los sábados, a las 11 h y a las 16 h, y los domingos en un solo turno, a las 11 h. Las plazas son limitadas, así que es necesario hacer una reserva a través de la web del Celler Masroig.

A Atenea le gustan los tomates

 

Hace unos días me llegó un regalo muy especial. Descubrir un nuevo aceite de oliva virgen extra es siempre apasionante y delicioso. Significa conocer a personas ilusionadas, consolidando proyectos antiguos, y descubrir tierras llenas de fuerza y belleza.

Aceites Escario se encuentra en Sipán, a pocos kilómetros de Huesca, a los pies de la sierra de Guara, celosa guardiana de la almazara Los Molinos y sus oliveras. Si queréis saber más sobre ellos, daros un paseo por su página web. Tienen una historia bonita, y los amantes del oleoturismo descubriréis una zona muy especial.

La llegada de esta botella de aceite coincidió –¡oh, Atenea!– con el descubrimiento de Yotam Ottolengui. Vamos por partes.

¡Oh, Atenea!, ¿por qué? Os lo quería explicar, pero mi querida Maite Jiménez ya lo hizo muy bien hace tiempo. Así que os invito a que os paseéis sin prisas por el mundo delicado que ha creado en Classic Grand Tour, y hoy, especialmente, por La frontera del olivo.

Heracles y Atenea. Fondo de un kylix ático de figuras rojas (480–470 a. C.), procedente de Vulci. Fuente: Wikipedia.

Yotam Ottolengui. Sí, llego tarde, pero yo lo he descubierto ahora. Empecé con Jerusalén, libro que ha escrito junto a Sami Tamimi,

y en dos semanas ya tenía todos sus libros en casa. La edición de estos libros es obra de Ediciones Salamandra, y tengo que deciros que han hecho un gran trabajo de edición en todos ellos.

Aceite y libros llenos de recetas que son una combinación explosiva de sabor y color. Hoy os traigo una de las recetas que más me han sorprendido de su libro Exuberancia.

Todas las recetas de este libro invitan a experimentar con nuevos ingredientes y a descubrir sabores, en muchos casos con tan solo pequeñas variaciones en nuestra forma de cocinar o mezclar ingredientes, pero que suponen auténticas sorpresas.

Esta ensalada de tomate y granada es una receta rápida que no necesita fuego y que os encantarán. Es una bonita manera de rendir homenaje a los últimos tomates y dar la bienvenida a las delicadas granadas.

 

Ensalada de tomate y granada

receta a mi manera, para 4 personas

Ingredientes

1,1 kg de tomates maduros variados cortados en dados de 0,5 cm

1 pimiento rojo (120 g) cortado en dados de 0,5 cm

1 cebolla roja pequeña (120 g) picada fina

2 dientes de ajo majados

½ cucharadita de pimienta de Jamaica molida

2 cucharaditas de vinagre de vino blanco (yo escogí el vinagre agridulce de Riesling Castell de Gardeny, de Badia Vinagres)

1 ½ cucharada de melaza de granada

60 ml de aceite de oliva, más un chorrito para aliñar

los granos de 1 granada grande (170 g)

1 cucharada de hojas pequeñas de orégano fresco

1/3 de cucharadita de sal

 

Mezclar los tomates junto con el pimiento rojo y la cebolla en un cuenco grande y reservar.

En un cuenco pequeño, mezclar el ajo, la pimienta, el vinagre, la melaza de granada, el aceite de oliva y la sal.

Verter sobre los tomates y remover muy bien.

Colocar la ensalada en una bandeja grande y plana. Esparcir por encima los granos de granada y el orégano. Por último, aliñar con un chorrito de aceite de oliva y servir.

 

Hisop

Pronto hará un año que fuimos por primera vez a comer a Hisop, el restaurante de Oriol Ivern Bondia.

Cada vez que he estado en Hisop he querido hablaros de él, pero no siempre encuentras el momento. La semana pasada volvimos, la excusa, probar el menú de verano. Esta vez, os lo voy a contar.

Sobre Oriol y su restaurante se ha escrito mucho y bien. El artículo en La Vanguardia de Cristina Jolonch o el de Albert Molins en Bon Viveur son dos ejemplos, bien diferentes pero que se complementan a la perfección para que podáis haceros a la idea, si aún no lo conocéis, de cómo son Oriol y su cocina.

Pasearme por su página web y ver la atención que dedica a su equipo fue motivo suficiente para decidir, por fin, hacerle una visita, aunque no negaré que la carta también influyó ;-).

No soy muy fan de los menús degustación. Cada vez que me he decidido a pedirlos en un restaurante he salido decepcionada: o bien todos los platos me parecieron muy similares, o el menú me resultó excesivo o, en muchos casos, carente de armonía. Pero nada de esto sucede con el menú propuesto por Oriol, que es rico, equilibrado y afinado. Cada preparación tiene su personalidad y cada plato da pie al siguiente de forma natural y armoniosa. El menú es una sinfonía de aromas, texturas y sabores, delicada y alegre. Disfrutas cada plato. Ya hemos estado cuatro veces, y la verdad es que aún no hemos comido nunca de carta, porque con cada nueva estación ha sido imposible resistirse a la tentación de descubrir las nuevas propuestas del menú degustación.

Oriol es una persona cercana, sencilla y generosa. Tranquilo y apasionado, curioso y aventurero en la cocina, siempre tiene un momento para estar contigo y compartir sus pasiones y conocimientos. Sentarse a su mesa es disfrutar y aprender mucho.

El equipo de sala, formado por Carmeta Torrents, Sophie Glossin y Mireia Andreu, es realmente excepcional.

Ellas hacen aún más especial cada plato. El mimo que muestran por los vinos, la sencillez con que te aconsejan y la cordialidad en el trato, hacen que cada visita a Hisop sea única.

 

Menú desgustación de verano

 

con aceite y pan se inicia el festín

 

mejillones de roca con calabaza y coco

 

anguila con almendra tierna y wasabi

 

suquet de cigala con senderuelas (las cabezas a la brasa, que no están en el menú, fueron una deliciosa sorpresa)

 

flor de calabacín con conejo en escabeche y macis

 

merluza con berenjena blanca y rebozuelos

 

meloso de ternera con acelgas y caviar

 

quesos (fotografía cortesía de Oriol 🙂

 

el vino para este festín

 

melocotón con hierba luísa y timut

 

sandía con apio y perrins

 

el café nunca viene solo

 

 

Como veis, un verdadero festín. Hasta mediados se septiembre tendrá el menú de verano en carta. ¿Qué nos deparará el de otoño? ¿Renunciaré al menú para hincarle el diente a la carta?

 

 

Posdata

Bajar a Barcelona es siempre una excusa para dar un largo paseo y cada vez descubres cosas. En esta ocasión descubrimos una tienda preciosa en la calle Enric Granados,

y no pude resistir la tentación de llevarme a casa estos manteles de algodón y este bonito y antiguo plato hecho en Sao Pedro do Corval.

Juego de bloguer@s 2.0: Gratinado de hinojo y calabaza con queso de Mahón

El hinojo es el prota de esta nueva edición de Juego de bloguer@s.

Soy muy fan del hinojo. Sus sabores anisados me inspiran mucho. Si los acompañas de naranja o mandarina, con unas aceitunas negras o unas virutas de queso Parmesano, obtienes una refrescante y aromática ensalada.

En el blog podéis encontrar varias recetas con hinojo: unas olivas calientes a la naranja y al hinojo, una frittata de espárragos y salmón ahumado con pesto de hinojo, unos buñuelos de calabaza y un gratín de calabaza e hinojo con Gorgonzola.

La receta que hoy os explico es una variación de esta última propuesta. Una versión más sencilla, igualmente sabrosa y sorprendente.

Gratinado de hinojo y calabaza con queso de Mahón

Ingredientes: calabaza, hinojo (bulbo y hojas), queso de Mahón semicurado, pan rallado, un poco de leche, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra recién molida. La cantidad de cada ingrediente es cosa vuestra 🙂

Precalentar el horno a 200 ºC. Cortar el hinojo y la calabaza en rodajas.

Disponer las rodajas en una fuente para el horno, previamente untada en aceite. Salpimentar y rociar con un poco de aceite.

Hornear 15 minutos, removiendo de vez en cuando para que el hinojo y la calabaza se doren de manera homogénea. Cuando estén tiernos, añadir la leche (un dedo de leche, lo justo para cubrir la base de la fuente), espolvorear con el pan rallado, a continuación, con el queso, y rociar de nuevo con aceite. Hornear hasta que esté dorada la superficie.

Antes de servir, espolvorear con las hojas del hinojo y algunos tallos picados finos. Este acabado le dará un toque crujiente y muy sorprendente a la preparación. Los anisados refrescarán el gratinado, y harán que el salado del queso resulte muy agradable.

Como tenía muchas hojas y tallos tiernos de hinojo, los aproveché para acabar un guiso de mero con patatas, tomates y aceitunas que preparé esa misma noche. Las aceitunas y el hinojo combinan a la perfección, y son un gran acompañamiento para cualquier pescado, guisado o preparado al horno.

Estas son mis compañer@s de juerga cocinera este mes. En sus blogs encontraréis más recetas con hinojo.

Elvira: https://www.asisecomeengranada.com/

Mónica: http://www.dulcedelimon.com

Inma: http://entre3fogones.com/

Juego de bloguer@s 2.0: Trenza de pan de patata, habas y salchichón

Las habas y los frutos rojos son las protas de esta nueva edición de Juego de bloguer@s. Me chiflan las habas.

Decidí buscar entre mis libros de cocina italiana una receta. Cuando se trata de verduras, la cocina italiana tiene recetas imaginativas y deliciosas, lo que no me imaginaba es que acabaría haciendo un pan de habas.

En un apartado dedicado a las Merende (‘Tentempiés’), del libro Dos italianos entre fogones, de Antonio Carluccio y Gennaro Contaldo, encontré una receta que me pareció muy original y sabrosa, la Treccia di patate, fave e salame. Inmediatamente supe que sería la excusa para una cena muy apetitosa, y para abrir un vino mediterráneo.

Esta trenza es un pan rústico típico de Apulia, se elabora con restos de embutidos y constituye una comida sustanciosa para las largas jornadas de trabajo en el campo.

Como no iba a encontrar un salami de calidad, decidí elaborar este pan con un magnífico salchichón de Vic. Acompañamos el pan con salchichón, queso Parmesano y aceitunas, y fue una cena de lujo.

Trenza de pan de patata, habas y salchichón

Ingredientes: 200 g de patatas, 450 g de habas, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (y un poco para engrasar), 2 dientes de ajo, 100 g de salami (salchichón en mi caso) cortado en daditos, 500 g de harina de fuerza (yo utilicé harina de centeno), 15 g de levadura fresca disuelta en un poco de agua tibia (o un sobre de 10 g de levadura seca), 200 ml de agua tibia (y 3 cucharadas más para untar), sal y pimienta negra recién molida.

Hervir las patatas en agua con sal, con la piel, hasta que estén tiernas. Dejar enfriar, pelar y aplastar con un tenedor. Calentar 2 cucharadas de aceite en una sartén, añadir los dientes de ajo y saltear un minuto, luego incorporar las habas, sazonar al gusto y cocer durante unos minutos. Bajar el fuego, tapar y cocer 5 minutos más.

Trocear el salchichón. Colocar las habas en un cuenco, trocear los ajos y añadirlos a las habas. Incorporar el salchichón, mezclar bien y dejar enfriar.

Colocar la harina en una superficie de trabajo o en un cuenco grande, hacer un hueco en el centro y añadir la levadura, las patatas, las habas y el agua tibia. Mezclar bien hasta obtener una masa suave. Formar una bola, tapar con un trapo y dejar en un lugar caliente 1 hora hasta que la masa haya doblado el tamaño.

En una superficie de trabajo enharinada, dividir la masa en tres porciones. Formar una salchicha larga y fina, de unos 60 cm de largo cada una. Cuando estén listas las tres, darle forma de trenza, colocar en una bandeja de horno ligeramente untada en aceite y unir los extremos para formar un pan redondo (yo hice una trenza pequeña, así que dejé el pan en forma de trenza alargada). Tapar con un trapo y dejar en un lugar caliente para que suba durante 30 minutos más.

Precalentar el horno a 220 ºC. Mezclar el agua y el resto del aceite y pintar la parte superior del pan. Poner en el horno, bajar la temperatura a 200 ºC y hornear durante 40 minutos hasta que se dore. Retirar del horno y dejar enfriar.

De Apulia a Mallorca. Ses Nines Negre 2019 es un vino elaborado por el Celler Tianna Negre, una bodega mallorquina.

Este vino joven fresco, sabroso y ligero, con muchas notas de fruta, flores y plantas aromáticas mediterráneas, acompaño a la perfección esta deliciosa cena. Vino, pan, aceitunas, salchichón y queso, ¿qué más se puede pedir? Solo se me ocurre una cosa, verano y terraza 😉

Estas son mis compañer@s de juerga cocinera este mes. En sus blogs encontraréis más recetas.

Elvira: https://www.asisecomeengranada.com/

Mónica: http://www.dulcedelimon.com

Inma: http://entre3fogones.com/

Maryjose: http://tapitasypostres.blogspot.com.es/